Las Provincias

La dirección de Iglesias arropa al sector crítico de Podemos en la Comunitat

Sandra Mínguez (i), Irene Montero y Jaime Paulino, en el salón de actos de CCOO en Valencia. :: j. m. f.
Sandra Mínguez (i), Irene Montero y Jaime Paulino, en el salón de actos de CCOO en Valencia. :: j. m. f.
  • La mano derecha del líder podemista, Irene Montero, interviene en una asamblea en Valencia junto a la exsecretaria de Organización destituida por Antonio Montiel

El salón de actos de la sede de Comisiones Obreras (CCOO) en la capital del Turia albergó ayer la presentación del proyecto 'Vamos!' que promueve Podemos. El acto estuvo presidido por la diputada y exsecretaria de Organización del partido en la Comunitat, Sandra Mínguez, el secretario general de Podemos en la ciudad de Valencia, Jaime Paulino, y la responsable de Movimientos Sociales de la formación morada y mano derecha de Pablo Iglesias, Irene Montero. Sin embargo, hubo una ausencia notable, la del secretario general podemista en la Comunitat, Antonio Montiel.

Montiel alegó motivos de agenda para no asistir a la presentación, que congregó a cerca de 200 personas, mientras que fuentes del partido aseguraron a este periódico que no estuvo presente por propia voluntad. La condición de 'errejonista' del jienense -siempre ha contado con el apoyo público de Íñigo Errejón, la vertiente moderada de la formación- más su distanciamiento con Sandra Mínguez, a quien destituyó por sorpresa como secretaria de Organización de manera unilateral a mediados del pasado mes de julio, serían dos razones de peso para que no se dejara caer por la plaza Nápoles y Sicilia, donde se encuentra el edificio de la organización sindical.

El de ayer fue un acto de los 'pablistas' en la Comunitat, de quienes apuestan por mantener la esencia de Podemos en su tono y sus formas huyendo de la moderación que demanda el número dos de la formación morada y sus afines. A la cita también acudieron el diputado en Les Corts Antonio Estany y la diputada en el Congreso Rosana Pastor.

«No sé si ha venido Antonio, si no está será porque tiene otras cosas que hacer. Luego le llamaré», afirmó la jefa de gabinete de Iglesias y portavoz adjunta en el Congreso de los Diputados para salir al paso tras ser preguntada sobre la ausencia del dirigente.

Montero valoró el Acord del Botànic entre PSPV, Compromís y Podemos de manera positiva, porque representa algo que llevan muchos meses intentando a nivel nacional. La mano derecha de Iglesias lamentó que esta opción no se haya dado para formar gobierno en España y recalcó que el Ejecutivo valenciano «es un ejemplo de cómo sí se pueden hacer las cosas, de la manera que llevamos proponiendo desde la anterior legislatura».

En relación a la advertencia que lanzó Antonio Montiel de romper el pacto de gobierno en la Comunitat si el PSOE se abstiene finalmente en la investidura de Mariano Rajoy, Montero dijo que «es cosa de cada territorio», aunque tiene claro que «la sociedad española en general se sentirá muy defraudada si el PSOE, que hizo una campaña a las elecciones generales diciendo no a Rajoy ni al PP bajo ningún concepto», termina facilitando que alcancen el poder de nuevo. «Nosotros, con el PP, ni a la vuelta de la esquina, pero quien quiera aplicar sus políticas, tenga el sello de los populares o del partido socialista, nos va a tener enfrente», remachó.

La iniciativa

La asamblea podemista de ayer sirvió, además de para recordar a los presentes cuál fue el germen del partido y animarles a continuar por esa línea, para presentar la iniciativa 'Vamos!'. Será «la primera gran acción» que tendrá lugar el próximo día 17 con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. La finalidad es «denunciar que la pobreza no es una casualidad, tiene responsables y en concreto vamos a señalar a las eléctricas».

El lema es 'Este invierno nadie sin luz', «porque no debería haber nadie que no la tenga por un problema de pobreza sobrevenida, los derechos humanos deben respetarse».