Las Provincias

Compromís y PSPV se enfrentan por el exceso de contratación en la Diputación

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez. :: j.monzo
El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez. :: j.monzo
  • Los nacionalistas acusan a los socialistas de aumentar el número de altos cargos con criterios que van en contra del pacto de gobierno

Valencia. Los partidos mayoritarios que forman el Gobierno de la Diputación de Valencia se enzarzan por las nuevas contrataciones. Compromís, la segunda fuerza en el Ejecutivo, acusa a la institución liderada por el PSPV de aumentar el personal de libre designación con criterios poco transparentes. Desde la coalición nacionalista acusan a Jorge Rodríguez, presidente del organismo provincial, de forzar el pacto del gobierno, ya que en su día las dos formaciones acordaron reducir el número de asesores y de personal de libre designación.

La disputa entre los dos socios surge a raíz de la creación de un cargo y la asignación de otras dos plazas de alta dirección. El nuevo puesto es el de director de comunicación y actividades musicales, una nueva propuesta creada para ayudar a gestionar diferentes aspectos relacionados con el programa 'Son la Dipu'. Los otras dos responsabilidades corresponden a la coordinador artístico de teatros y a la dirección de la institución Alfons el Magnànim.

Fuentes de Compromís aseguran que aunque se haya hecho una convocatoria pública, ellos preferirían que se optase por el concurso, ya que habría sido más transparente y no se hubiera basado en criterios que pueden llegar a considerarse ambiguos. Además confirman su malestar con la presidencia por haber escondido la convocatoria, que no ha pasado por el pleno de la Diputación, y ha sido aprobada conjuntamente con otros 50 decretos. Un ejercicio que desde el PSPV consideran lo habitual para este tipo de casos. Compromís cree que estas prácticas, que señalan que están llevadas a cabo desde el despacho del presidente Rodríguez sin consultar al resto del Gobierno, van en contra del pacto que firmaron que llevó a los socialistas a dirigir el organismo provincial. En el acuerdo los dos partidos se comprometían a no repetir lo que consideraban errores del pasado y de adelgazar la administración reduciendo el número de personal eventual, un punto que ahora se pone en duda.

La coalición nacionalista afirma que trasmitieron las quejas sobre la ampliación del personal al PSPV, pero sus socios niegan que ningún partido de la cámara les haya comunicado su malestar, ni los nacionalistas ni sus otros socios, Izquierda Unida y València en Comú. Los socialistas consideran que estas plazas, aunque se hayan designado sin concurso público, no entran en el cupo de las 45 contrataciones que tienen marcado como máximo para personal eventual. También destacan que son 42 los asesores que actualmente dependen del organismo, uno menos de los que se estaban contratados en la anterior legislatura encabezada por los populares, en una cámara en la que estaban representados menos fuerzas políticas que en la actualidad.

En la Diputación confirman la creación de este nuevo cargo y las dos nuevas designaciones pero defienden que durante este año también se han sustituidos puestos en departamentos que eran elegidos a dedo por funcionarios y se ha suprimido el alto cargo de director del museo taurino. Desde presidencia señalan que las nuevas plazas van adjudicadas a departamentos que están dirigidos por otros partidos políticos con los que comparten el gobierno de la Diputación el PSPV.

Estas declaraciones cruzadas dejan patente que algunos puntos del acuerdo de gobierno no están del todo claro y generan malestar. Los socialistas tiene una visión diferente a la de Compromís sobre el personal eventual y el tamaño de la administración, un debate que ya estaba en el aire durante la anterior legislatura en la Diputación.