Las Provincias

La manifestación catalanista transcurre sin incidentes relevantes

fotogalería

/ Manuel Molines

  • Bajo el lema 'Un país per fer, un país per construir', partidos, sindicatos y entidades sociales de izquierda reclaman mejor financiación

  • Dos jóvenes denuncian una agresión tras la manifestación

  • Entre los asistentes han figurado, entre otros, el presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera

Partidos, sindicatos y entidades sociales de izquierda, aglutinados en torno a la Comissió 9 d'Octubre, Protagonizaron ayer una manifestación catalanista que recorrió el centro de la ciudad. En ella se reclamó una mejor financiación autonómica y más autogobierno, bajo el lema 'Un país per fer, un país per construir'.

La manifestación partió de la plaza de San Agustín a las 18 horas, se desarrolló sin incidentes en un ambiente festivo y finalizó sobre las 19.45 en el Parterre, donde se leyó un manifiesto a los pies de la estatua ecuestre de Jaume I por parte de la actriz Ana Moret y el director de la escuela cooperativa Les Carolines, Miguel Angel Moret.

En él se reivindicó, entre otras cuestiones, trabajo de calidad, la retirada de los recursos de inconstitucionalidad contra el derecho civil valenciano, la modernización del modelo agrario, mejores infraestructuras, un proceso de reindustrialización valenciano, políticas de igualdad contra la violencia machista y plena igualdad lingüística.

Entre los asistentes se encontraban, entre otros, el presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera -quien ha discurrido junto a militantes de Compromís, el secretario general de Podemos en la Comunitat, Antonio Montiel y el diputado nacional de EU Ricardo Sixto, además de dirigentes de todos los colectivos convocantes.

La jornada discurrió sin incidentes durante la procesión, a pesar de la tensión que se pudo apreciar, pero no ocurrió así una vez llegada la noche. Fue entonces, finalizado el programa de actos, cuando se denunció una agresión a dos de los participantes que volvían de la manifestación convocada por Acció Cultural del Pais Valencià (ACPV). Aunque la cita había transcurrido en un ambiente festivo por parte de la mayoría de los participantes, no estuvo exenta de episodios de tensión.

Sin embargo, la agresión denunciada se habría producido una vez disuelta la marcha. Los dos jóvenes activistas denunciaron que un grupo de personas, a las que identificaron como de extrema derecha, se enfrentaron a ellos en un caso de delito de odio. Inmediatamente la cuenta en Twitter de Compromís y Salvem el Cabanyal mostraron su solidaridad al poco de conocerse los hechos.