Las Provincias

El juez expulsa ahora a Rosa Pérez de la acusación en los contratos de Cultura

Rosa Pérez, en el teatro Escalante, cerrado por su mal estado. :: efe
Rosa Pérez, en el teatro Escalante, cerrado por su mal estado. :: efe
  • El instructor del caso Imelsa asegura que no comparte la tesis de la Audiencia pero adopta la decisión por «jerarquía funcional»

La diputada de Esquerra Unida Rosa Pérez continúa recibiendo pronunciamientos desfavorables de la Justicia. La denunciante del caso Imelsa vio ayer cómo el instructor la expulsaba como acusación popular de la pieza en la que se investigan los contratos de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia. Sigue de esta forma el camino que le marcó la pasada semana la Audiencia. El órgano decidió apartarla de la pieza de las contrataciones falsas en Imelsa ante el rumbo que pudieran tomar las pesquisas. No hay que olvidar que Pérez declaró como investigada en el cuartel de la Guardia Civil y quizá pueda tener que comparecer bajo esa misma condición en el juzgado. Por eso la Audiencia resolvió en ese sentido.

El titular de Instrucción 18 decidió expulsarla del procedimiento porque debe seguir el criterio que le ha impuesto el órgano superior. Una cuestión de «jerarquía funcional», aunque no comparte el argumento, según recoge en su escrito.

El juez considera que Pérez sí puede ser acusación en las piezas separadas porque cada uno de los asuntos es «autónomo» del tronco central del sumario.

No tardó la responsable de Esquerra en reaccionar. La diputada adelantó que recurrirá la decisión judicial. Subrayó que la resolución no es firme y que, además, «no tiene recorrido» puesto que su condición no es, «en ningún caso», la de investigada. «Parece que algunos tienen interés en poner en el mismo saco a los presuntos ladrones y a aquellas personas que queremos enviarlos a la prisión, pero el tiempo pondrá a cada uno en su lugar», insistió. La diputada provincial destacó que «tarde o temprano» volverá a ejercer la acusación en el caso Imelsa, «le pese a quien le pese». «Por mucho que mi personación en el proceso moleste a Alfonso Rus --expresidente de la Diputación de Valencia- o a José Adolfo Vedri -empresario investigado-, no podrán evitarla».

Nueva documentación

No fue la única novedad en la pieza que afecta directamente a la concejal Alcón y su etapa al frente de Cultura. El juez reclamó los expedientes de los contratos investigados al Ayuntamiento de Valencia pero entre esa documentación no se encuentran las plicas que aportaron las empresas que no resultaron beneficiadas con la adjudicación. El instructor pretende averiguar dónde figuraría esa información o si se le devolvió a la propia mercantil.

Además, el juez archivó ayer la causa contra algunos investigados en la trama. El más relevante es Francisco Escandell, un empresario a quien se le imputó que supuestamente participó en la financiación del Olímpic de Xátiva y posteriormente lo cobraba de Imelsa. El caso de una responsable del sindicato CSIF, Ruth López, por su responsabilidad en las contrataciones ficticias también se ha sobreseido.