Las Provincias

Montoro revela que el Consell cuenta con otros 2.539 millones para pagos

La líder de los populares valencianos Isabel Bonig. :: EFE
La líder de los populares valencianos Isabel Bonig. :: EFE
  • Bonig acusa a Puig de recurrir al victimismo y ocultar el desbloqueo del nuevo tramo del FLA que el Gobierno ha puesto a disposición del Consell

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, desveló ayer en su reunión con Isabel Bonig, presidenta del PPCV, que el Gobierno de Rajoy ha desbloqueado un nuevo tramo del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) de 2.539 millones de euros que Ximo Puig, presidente de la Generalitat, ha «silenciado», según la líder popular.

Fue la propia Bonig quien comunicó la liberación de estos fondos para el pago a proveedores que el Gobierno de Rajoy realizó la semana pasada después de la reunión que mantuvo con Montoro. Un encuentro que coincidió con otra cita valenciana en la capital. La que mantuvieron ayer representantes políticos, sindicatos y empresarios en Madrid para reivindicar un cambio en el sistema de financiación autonómico. En la cita con Montoro la líder del PP valenciano trató con el ministro «temas fundamentales para la Comunitat», como la reforma del sistema de financiación.

La presidenta del PP valenciano recordó que los 2.539 millones que ya están disponibles para pagos no son los únicos fondos que tiene a su disposición Puig. Bonig explicó que a esta cantidad se suman los 1.315 millones de euros que llegaron el pasado mes de julio como consecuencia de la liquidación del ejercicio de 2014. También incidió en que el efectivo desbloqueado se enviará a la Generalitat en cuanto se remita la documentación necesaria al ministerio de Hacienda.

La líder popular acusó al Consell de dedicarse únicamente a estar «en la foto, en el agravio y en la confrontación» pero «no trabajar ni hacer los deberes» y aseguró que es mucho más útil trabajar que dedicarse a «hacer actos de reivindicación». Bonig destacó que le parece increíble que el Consell aún no haya designado al delegado de la Comuntat en la comisión de expertos que tratarán la reforma del modelo de financiación autonómico aún cuando «el cambio de modelo es su única actuación». Además también arremetió contra Vicent Soler, conseller de Hacienda, por estar pidiendo a Montoro la convocatoria de esta reunión de expertos mientras sigue sin designar al representante para la comisión, una tarea que ya han realizado el 80% de las comunidades autónomas.

Bonig aprovechó la ocasión para volver a presionar a Puig para permitir un Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy. La presidenta del Partido Popular valenciano insistió en que un cambio en el sistema de financiación no es posible sin un Gobierno en plenas funciones y recalcó que en este momento la única opción viable es uno del PP.

Desde el PSPV no tardaron en reaccionar ante la reunión. Manolo Mata, portavoz socialista en Les Corts, anunció que pedirán una reunión urgente con el ministro Montoro en la que esperan ser tratados «en las mismas condiciones» que la presidenta del PPCV. Mata acusó a ambos dirigentes populares de hacer «un paripé» con la reunión para «intentar contraprogramar y ocultar las reivindicaciones de los valencianos», en alusión al acto que la Generalitat celebró en Madrid para reclamar un cambio en el modelo de financiación valenciano. El portavoz del PSPV consideró que con esta cita se busca «tapar la vergonzosa foto de ver cómo muchos de los exdirigentes de su partido están en el banquillo» e insistió en que lo que ha buscado Bonig es disfrazar de institucional una reunión de partido dejando al margen los intereses de los valencianos.

Fuentes de la Generalitat incidieron en que de los 2.539 millones que ha desbloqueado Montoro, solo 80 millones será lo que dispondrá el Ejecutivo valenciano para el pago a proveedores, dado que el resto corresponderá a vencimientos y refinanciaciones de deuda. Desde el gobierno valenciano apuntan que esta cifra es el equivalente a tres meses del déficit autorizado para 2016, lo que corresponde a un 0,3%.