Las Provincias

El director general de Administración Local, Toni Such. :: j. m.
El director general de Administración Local, Toni Such. :: j. m.

Las direcciones comarcales de los cargos de Puig, en contra de propiciar el Gobierno del PP

  • Las Riberas Alta y Baja, en las que militan Toni y María Such, rechazan la investidura de Rajoy y L'Eliana, de José María Ángel, apoyó a Sánchez

valencia. El resultado del comité federal del PSOE celebrado el pasado sábado, con la dimisión de Pedro Sánchez y el nombramiento de una gestora que tiene sobre la mesa la posibilidad de permitir un Gobierno de Mariano Rajoy, ha generado un amplio debate en las bases del partido. Las reuniones de agrupaciones locales y direcciones comarcales se suceden estos días, con el objetivo de analizar lo ocurrido y expresar con mayor o menos grado de contundencia su posición sobre la hoja de ruta que debe seguir el partido.

El presidente de la Generalitat y líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig -uno de los 17 miembros de la ejecutiva federal que abandonó la dirección del partido y terminó forzando la caída de Sánchez- había venido reclamando hasta la fecha un esfuerzo para evitar las terceras elecciones. Así se pronunció el día después de las elecciones vascas y gallegas, cinco jornadas antes del comité que tumbó a Sánchez. La tesis de Puig, con el rechazo a las terceras elecciones y con el no a la formación de un gobierno alternativo a Rajoy, dejaba la puerta abierta -aunque sin decirlo abiertamente- a que Rajoy continuara en la Moncloa.

Una posición que, con el paso de los días -y en especial desde que Podemos advirtió de las consecuencias que podría tener para el pacto de Gobierno en la Comunitat la posibilidad de que los socialistas propiciaran que el PP siguiera en la Moncloa-, ha evolucionado hacia el no a Rajoy. Ayer mismo, en Madrid, el líder del PSPV insistió en que «no se da ninguna circunstancia para apoyar al PP». «Mi posición claramente es que no, no hay circunstancias para el sí, ni para la abstención, por supuesto», dijo el líder del PSPV.

En la evolución de la posición del presidente valenciano podría haber influido también la contestación que su posición en el debate federal ha tenido entre las bases del partido -una concentración de militantes frente a las puertas de Blanquerías llegó a solicitar su dimisión la semana pasada-. De la posición de las bases hablan también los pronunciamientos de las agrupaciones locales y de las direcciones comarcales del partido. Durante las últimas semanas se vienen sucediendo las reuniones que acuerdan resoluciones sobre la situación del PSOE y la hoja de ruta a seguir a partir de ahora.

Entre las últimas, las de la Ribera Alta y Baixa, que han aprobado sendos acuerdos sobre el escenario político. La primera, a la que pertenece el director general de Administración Local Toni Such, se pronunció a favor de mantener el no al PP y reclamó la convocatoria de un comité nacional del PSPV para explicar lo ocurrido en el partido en las últimas semanas. La segunda, en la que milita María Such, directora general del Instituto Valenciano de la Mujer, se mostró «radicalmente en contra de los hechos» que se produjeron en el comité federal del pasado sábado y que derivaron en la dimisión de Sánchez, pidió mantener el no a Rajoy y exigió la convocatoria de un congreso para que la militancia pueda elegir a su candidato en las próximas elecciones.

Entre los altos cargos de Puig cuyas agrupaciones se han mostrado partidarias del no a Rajoy y han defendido las tesis de Pedro Sánchez se encuentra también la de L'Eliana. La localidad de la que fue alcalde durante varias legislaturas José María Ángel, actual director de la Agencia de Seguridad y respuesta a las Emergencias, aprobó la semana pasada una resolución de claro apoyo al entonces aún secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. En el escrito, dirigido precisamente a Puig, se solicitaba al líder de los socialistas valencianos que trasladara a los miembros valencianos del comité federal la posición de apoyo a Sánchez y contra el PP.