Las Provincias

Artemi Rallo y Ciprià Císcar, arriba a la izquierda, ayer en el Consgreso de los Diputados. :: efe/k. huesca
Artemi Rallo y Ciprià Císcar, arriba a la izquierda, ayer en el Consgreso de los Diputados. :: efe/k. huesca

Puig activa a sus hombres en Madrid para apoyar la abstención

  • Los diputados Ciprià Císcar y Artemi Rallo y el miembro de la gestora socialista José Muñoz preparan el terreno para la investidura de Rajoy

Los hombres del líder socialista Ximo Puig en Madrid han comenzado a preparar el terreno para una futura abstención en el PSOE que propicie un nuevo gobierno de Mariano Rajoy. Esa es la única vía que admiten como posible para impedir que se celebren unas terceras elecciones, a pesar de que la versión del presidente de la Generalitat de puertas hacia fuera sea la de otorgarle un no rotundo al PP.

Los diputados Ciprià Císcar y Artemi Rallo, que gozan de la máxima confianza por parte de Puig -han sido nombrados directamente por él para componer el Congreso-, participaron ayer en la reunión que mantuvo en Madrid el grupo parlamentario socialista en la Cámara Baja con la comisión gestora que lleva ahora las riendas del PSOE. «Evitar unas terceras elecciones no equivale a negociar con el PP, sino permitirle que gobierne». Esas fueron las palabras de Císcar, según fuentes participantes en un encuentro que duró tres horas, que fueron secundadas por Rallo y también, de manera abierta, por el ex presidente de Castilla-La Mancha José María Barreda y el expresidente asturiano Antonio Trevín.

En la frase no se menciona explícitamente la palabra 'abstención' pero deja patente que se trata de la única posibilidad por la que prefieren optar ahora mismo los dos valencianos, como la mayoría de los 26 diputados socialistas que se pronunciaron ayer. Entre ellos, sólo hubo cuatro excepciones: los madrileños Margarita Robles y Rafael Simancas, el guipuzcoano Odón Elorza y el extremeño César Ramos. Todos abogan por el 'no' a que los populares lleguen al poder.

Al abandonar la reunión, la asturiana Adriana Lastra también defendió la negativa a Rajoy.

Por su parte, los antiguos miembros de la Ejecutiva socialista leales a Pedro Sánchez prefirieron no intervenir en la reunión del grupo socialista, porque prefieren expresar su opinión sobre la decisión que tome el partido con respecto a una investidura cuando se celebre el Comité Federal, cuya fecha está todavía por confirmar.

Sin embargo, uno de ellos, el exlehendakari Patxi López sí participó. Lo hizo para hacerle un llamamiento a sus compañeros para que tiendan puentes.

Tanto Ciprià Císcar, a quien Puig devolvió su escaño en Congreso recientemente aprovechando la remodelación en el Consell, como Artemi Rallo, por quien el jefe de la Generalitat apostó como número uno de las listas a la Cámara Baja por Castellón, comparten el punto de vista de su líder en el PSPV, aunque se esfuerce en ocultarlo: el camino para acabar con la incertidumbre sobre la formación de gobierno en España es abstenerse. El mismo que ha decidido tomar la gestora, aunque su presidente, Javier Fernández, pide paciencia para poder tomar una decisión debatida con los barones para llevarla después al Comité Federal.

Este punto de vista también lo defiende José Muñoz, el portavoz adjunto del grupo socialista en Les Corts propuesto por Puig para representar a la federación valenciana en la dirección provisional del PSOE. El parecer del otro hombre de confianza del líder del PSPV va ligado al de Císcar y Rallo, como apuntan fuentes del partido, «porque es el mismo que el del presidente del Consell».

Para Muñoz sería un «error histórico» que la formación se planteara no mantener una disciplina de voto en el seno del grupo socialista en el Congreso, como propone el secretario general del PSC, Miquel Iceta, quien llama a los suyos a mantener el «no es no» sobre todas las cosas.

El líder de Joves Socialistes considera que lo que debe hacer el partido es «abrir un proceso de reflexión» e insiste en que el Comité Federal es quien debe «decidir la posición política del partido como una eventual consulta a la militancia para determinar respecto a esta posición».