Las Provincias

Reproches entre PP, Compromís, PSOE y Ciudadanos por el Estatuto valenciano

Reproches entre PP, PSOE, Compromís y Ciudadanos por el Estatuto valenciano
/ EFE
  • El Congreso de los Diputados acepta por tercera vez la reforma, sin saber si podrá tramitarla o se disolverá

Los portavoces del PP, PSOE, Compromís, Ciudadanos y de Unidos Podemos se han enzarzado hoy en un cruce de reproches a propósito del debate de la toma en consideración de la reforma del Estatuto de la Comunitat Valenciana.

Tras la intervención de la diputada autonómica del PP Isabel Bonig, quien ha asegurado que esa reforma la impulsó el PP, ha defendido la labor de la Generalitat durante los años de gobierno del PP.

Ha aludido a la "lealtad absoluta" de la Comunitat Valenciana y ha apoyado la reforma para "no dar alas" a los nacionalistas y a los que "quieren la confrontación directa".

El siguiente portavoz, Joan Baldoví, de Compromís, ha recriminado a Bonig que mientras fue consejera de Infraestructuras no instara a la tramitación de esta reforma, que lleva un retraso de 5,5 años y prevé mejorar las inversiones del Estado en función de la población.

Su intervención fue seguida con gestos de disgusto por el portavoz del PP, Rafael Hernando, quien, cuando le ha dado la palabra la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha recriminado a Baldoví que aprovechara su turno para "hacer una interpelación" a Bonig, que no es miembro de la Cámara, lo que ha considerado una "falta de decoro".

Mientras Pastor le pedía que se callara, el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, ha pedido la palabra para reprochar a la presidenta que numerosas intervenciones de los distintos diputados son interrumpidas "constantemente" desde la bancada del PP.

Pastor le ha respondido que se había terminado el turno de alusiones, mientras que el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, recriminaba también desde su escaño a la presidenta, a quien pedía cumplir con el Reglamento.

Respecto a Baldoví, Hernando ha señalado que ha podido gustar más o menos su intervención, pero que no había sido ofensivo por lo que ha pedido que no se le vuelva a interrumpir.

Pastor le ha quitado la palabra y ha precisado que ya ha tenido "la suficiente paciencia", además de insistir en que la interpretación del Reglamento se hace desde la Presidencia.

Joan Tardá, portavoz de ERC, ha considerado que hasta que los valencianos no controlen sus derechos económicos no podrán ser independientes y disfrutar de sus derechos nacionales y ha terminado con un "visca la República del País Valencià".

Toni Cantó, de Ciudadanos, ha empezado diciendo que estaban dando un "espectáculo lamentable" y se ha referido en otro momento a la formación del actual consejero de Economía, del que ha dicho que es profesor de griego en un instituto y ha dicho que hubiera preferido que tuviera una formación "más sólida" en economía y empleo.

Baldoví ha vuelto a pedir la palabra por las alusiones de Cantó a "personas que no estaban aquí, intentando ridiculizarlos", en alusión al consejero.

Además ha felicitado a Cantó, aunque "nadie podrá estar a la altura de su sobreactuación" y ha precisado que él es actor "y nadie le ha preguntado por su formación".

'Cláusula Camps'

De esta manera, los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados han dado la bienvenida por tercera vez a la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana para incluir la llamada 'cláusula Camps', que no se ha podido terminar de aprobar en las dos ocasiones anteriores por la convocatoria de elecciones y la disolución de las Cortes.

La iniciativa ha sido defendida por los tres portavoces elegidos por Les Corts, que han pedido apoyo para que esta comunidad tenga en su estatuto una cláusula que obligue al Estado a invertir en ella el equivalente a lo que representa la población valenciana.

Esta modificación del Estatuto ha llegado seis veces al Congreso de los Diputados, pero sin éxito. En cuatro de ellas, fue retirada del orden del día y en las dos últimas, se admitió a trámite pero al disolverse las Cortes por las elecciones ha sido necesario repetir el debate y la votación. Es lo que ha ocurrido este martes.

Fran Ferri, de Compromís, ha sido el primero en tomar la palabra y ha empezado bromeando con que, aun siendo diputado de otro parlamento, ha intervenido ante el Pleno del Congreso más veces que muchos diputados: con la de hoy son tres. Ha reivindicado por lo demás "inversiones justas para los valencianos" y ha acusado al Gobierno del PP de maltratar a su comunidad. "El gobierno de Rajoy, en lo que respecta a los derechos de los valencianos, lleva en funciones desde el día que pisó La Moncloa", ha añadido.

Por el PSPV, Manolo Mata, ha repasado sus tres intervenciones ante el Congreso. La primera, en una legislatura "agonizante"; la segunda, en otra "expectante" y la actual, en una legislatura "intrigante". Pero ha asegurado que no se atiende las reclamaciones de la Comunitat Valenciana, que necesita ayuda "tras 20 años de régimen del PP". "Los valencianos estamos despertando de una pesadilla horrorosa", ha dicho.

La tercera representante de Les Corts en intervenir ha sido Isabel Bonig, del PP, que ha defendido que fue su partido el que impulsó esta reforma por una cuestión "de justicia". "Los valencianos no venimos aquí a llorar, sino a pedir lo mismo que el resto de españoles", ha dicho en un mensaje a sus compañeros hoy en la tribuna, donde ha cargado contra el PSOE por el actual sistema de financiación del que se queja el gobierno de Ximo Puig.

Gerardo Camps, ex conseller valenciano y portavoz hoy del PP en el Congreso, ha censurado al PSOE, Podemos y Compromís que censuren que esta reforma no se haya ya aprobado pero no apoyen la formación de gobierno y, por tanto, la continuidad de la legislatura que permita su aprobación. "Sin gobierno no hay legislatura, oposición ni revisión del modelo de financiación autonómica", les ha dicho.

Julián López Milla, portavoz de los socialistas, ha repasado algunas cifras económicas que distancian a la Comunitat Valenciana de la media nacional, consecuencia ha dicho de la falta de inversiones del Estado y del sistema de financiación autonómica: "Contribuimos a sufragar, como si fuéramos ricos, los servicios que el Estado despliega en el conjunto de España".

Advertencias al Gobierno de Puig

La situación política nacional se ha colado también en este debate estatutario. Ángela Ballester, de Unidos Podemos, ha aprovechado su turno para hacerle una advertencia a Ximo Puig si el PSOE se abstiene en una nueva investidura de Rajoy y "facilita el camino de los corruptos otra vez a la Moncloa". El PSPV gobierna en coalición con Compromís y con el apoyo de Podemos.

"¿Va a decantarse por facilitar el gobierno de quienes nos han negado una financiación justa? ¿Qué dirá cuando lleguen los nuevos recortes del señor Montoro?", le ha preguntado al presidente valenciano. Julián López Milla le ha respondido en nombre del PSOE: "En esta Cámara todos tuvimos la posibilidad de elegir en marzo y cada uno optó por lo que optó", le ha dicho, recordando que Podemos pudo apoyar a Pedro Sánchez para que fuera presidente del Gobierno pero votó en contra.

También Toni Cantó ha dirigido un mensaje a Ximo Puig por parte Ciudadanos y le ha recomendado que cambie de socios. "Deje a los que le nombraban la cal viva, a los que este domingo enviaban a sus huestes a Ferraz a pescar en aguas revueltas y a golpear a un PSOE que lo está pasando muy mal. Estamos dispuestos a apoyarles", le ha dicho. Y ha preguntado al PP si estarían dispuestos a dar apoyo al PSPV si rompe su pacto, como se han ofrecido a hacer en Castilla-La Mancha tras abandonar Podemos al gobierno socialista de Emiliano García-Page.

Toni Cantó ha dedicado buena parte de su intervención a criticar a los llamados gobiernos del cambio en la Comunitat Valenciana y en especial a Compromís, al que le ha pedido que se "tome en serio" a los valencianos también con los cargos que elige. Por ejemplo, el consejero de Economía es profesor de griego de instituto, ha dicho. La alusión ha sido respondida por el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, que le ha recordado a Cantó que también él ocupa escaño en el Congreso siendo actor. "Todos podemos ser diputados", le ha dicho.

Joan Tardá, de ERC, ha denunciado la situación financiera de la Comunidad Valenciana y la deuda que en su opinión tiene con ella el Gobierno, "una deuda histórica porque los valencianos durante decenios han pagado más de lo que han recibido". "Todos sabemos que los problemas nacen del PP, ha sido el brazo armado del sector expoliador, pero los socialistas consintieron un tanto", ha añadido.