Las Provincias

El PSPV, ante un Comité Federal decisivo

Arriba: José Luis Ábalos y Gabriel Echávarri. Abajo: Toni Such y Jorge Rodríguez.
Arriba: José Luis Ábalos y Gabriel Echávarri. Abajo: Toni Such y Jorge Rodríguez. / LP
  • Cuatro referentes del socialismo valenciano opinan sobre la situación que atraviesa el partido la víspera de una reunión trascendente para el futuro de Pedro Sánchez

José Luís Ábalos. Secretario Provincial de Valencia

«Los resultados del PSOE habrían sido aún peores sin Sánchez»

Pedro Sánchez tiene en José Luis Ábalos a su indiscutible referente en el socialismo valenciano.

¿Ha hecho algo mal Pedro Sánchez?

No acceder a los deseos e intenciones de algunos que se creen muy poderosos.

¿Cuesta mucho defender a un secretario general que no deja de encadenar malos resultados electorales?

El PSOE lleva ya varios años con una tendencia negativa en resultados electorales, así que depende de cómo se enfoque. Y no se puede imputar esa tendencia a quien sólo lleva dos años al frente de la secretaría general. Soy de los que piensan que sin él, esos resultados aún habrían sido peores.

¿En el PSOE hay una diferencia de proyecto o sólo una discrepancia estratégica?

En la medida en que la polémica aumenta se aprecian diferencias incluso en el modelo de partido. La participación de la militancia, por ejemplo. Y también en lo que tiene que ver con la autonomía de proyecto y en la capacidad para rectificar errores del pasado.

Pero los 17 miembros de la ejecutiva que se han marchado también son del PSOE. ¿Es que ellos no quieren que el partido mantenga su autonomía?

Es que las cosas no se predican, sino que se demuestran. Pedro Sánchez ha sido cuestionado y atacado por lo que unos llaman cabezonería y otros consideramos firmeza.

¿Le preocupa la escalada de tensión en el socialismo valenciano?

Me preocupa que se pueda perder el respeto. Lo más importante es que se mantenga la normalidad democrática en el seno de la organización y el respeto.

¿Esperaba que la decisión de Puig de abandonar la dirección federal fuera tan contestada?

Sinceramente, lo que no esperaba es que dimitiera.

¿Debería de habérselo explicado al PSPV primero?

Al menos lo podía haber comentado y habernos hecho partícipes a los demás de la decisión.

¿Alguien de su partido cree que Mariano Rajoy tiene que seguir gobernando?

Claro, y algunos lo han dicho con claridad, como Barreda o Fernández Vara. Y hay otros que lo piensan y no lo dicen.

¿La mala relación entre Puig y Sánchez arranca de la visita del líder del PSOE en Fallas?

Imagino que fuera de la agenda política oficial, cada uno puede hacer lo que quiera y con quien quiera. Lo que sí creo es que las diferencias personales no deberían tener relevancia política.

¿Y ésto de su partido cómo se arregla?

Con voluntad y respetando los procedimientos del partido. Sin invenciones ni arbitrariedades.

¿Ha existido alguna posibilidad real de que el PSOE pudiera pactar con otras formaciones políticas para tratar de sacar adelante un debate de investidura?

Lo que no se intenta desde luego es imposible. Y si te van poniendo condiciones para que no puedas intentarlo...

Grabriel Echávarri. Alcalde de Alicante

«Lo que diga la mayoría lo vamos a tener que aceptar todos»

Gabriel Echávarri ha expresado su apoyo a Pedro Sánchez aunque ha evitado la ruptura con Ximo Puig.

¿Por qué hemos llegado a esta situación y quién es el responsable de lo que ocurre en el PSOE?

No hay un responsable único. Estamos en una coyuntura complicada del escenario político general y también del partido. Ha habido falta de diálogo por todas partes.

¿Qué ha hecho mal Pedro Sánchez?

Pedro cogió el partido en un momento muy complicado. Habrá cometido errores como todos, pero lo ha intentado de buena fe y lo que sí que ha hecho es cumplir las resoluciones del comité federal.

¿Se le puede defender pese a los malos resultados electorales que ha encadenado?

¿Se le pueden imputar sólo a él? ¿Qué responsabilidad tiene él en los resultados de dos comunidades tan particulares como Galicia y País Vasco? Antes jugábamos dos una partida de tenis. Ahora es de pádel y juegan cuatro. Y nosotros no hacemos todos los puntos. Hoy en día ganar es gobernar, no tener un voto más.

¿Qué va a pasar hoy?

Espero que se debata, y que salgamos más reforzados de lo que entramos, que no va a ser muy difícil porque entramos muy mal. Parece que haya dos PSOE, mañana (por hoy) nos juntamos y lo que diga la mayoría lo tenemos que aceptar todos.

¿Aquí hay una diferencia de proyecto o una discrepancia estratégica?

Muchas veces la estrategia es el proyecto.

¿Le preocupa la escalada de tensión en el socialismo valenciano?

Claro. Cada uno puede manifestar lo que quiera. Hay que reconocer que estamos en un periodo precongresual y cada uno defiende a quien quiere, pero faltar al respeto no. En la Comunitat lo hemos pasado muy mal como para volver a las luchas cainitas que nos ocuparon veinte años.

¿Esperaba que la decisión de Puig de dejar la dirección federal tuviera tanta contestación?

Ha habido más contestación de la que todo el mundo esperaba, pero es que la militancia estaba siendo muy cuestionada, pese a ser lo mejor que tenemos, y ahora ha hablado.

¿Puig debía de haber explicado al PSPV su decisión de dimitir?

En los cargos todos estamos de forma voluntaria y los dejamos exactamente igual.

¿Alguien de su partido cree que tiene que seguir gobernando Rajoy?

No pienso que ningún militante socialista crea que tiene que gobernar Rajoy. Y no creo que ningún votante del PSOE el 26-J nos diera su apoyo pensando en que, por acción u omisión, acabáramos permitiendo que gobernara Rajoy. Pienso que nos votaron precisamente por todo los contrario.

¿Cómo se arregla ahora lo de su partido?

Hablando. Soy abogado y vivo de llegar a acuerdos. Las dos partes tienen que sentarse, y nadie tiene que ganar todo ni perder todo. Hay que sentarse con altura de miras y estar dispuesto a ceder, y no a avasallar, para llegar a acuerdos.

¿Hay o ha habido alguna posibilidad real de que el PSOE alcance un acuerdo con otras formaciones políticas para el debate de investidura?

Mientras haya una sola posibilidad aritmética, hay posibilidades políticas.

Toni Such. Director General de la Administración Local

«Sánchez está haciendo trilerismo. Ha cometido un error brutal»

Uno de los hombres de confianza del presidente Ximo Puig, Toni Such, se muestra disconforme con el repentino giro de timón que ha dado Pedro Sánchez.

¿A quién responsabiliza de esta situación en el PSOE?

Cuando se habla de los barones en sentido despectivo y se alude permanentemente a las bases en un estado como el nuestro (del partido) genera una disfunción total. El lunes pasado, tras las elecciones gallegas y vascas, Pedro Sánchez toma la decisión de crear un congreso exprés a través de primarias exprés, imposibilitando que nadie más se pueda presentar aparte de él. Es una respuesta desmesurada desde el ámbito de la confrontación. Está haciendo trilerismo.

¿Cómo calificaría esa decisión?

Desde mi punto de vista, como un error brutal. Pedro ha dialogado poco con la estructura territorial del partido. Ha despreciado a los presidentes autonómicos y ha lanzado mensajes poniéndoles en la picota ante las propias bases. Ha sido así con estrategias que se le han permitido por responsabilidad política, pero no se puede abusar de esta situación. Sus cambios de rumbo repertinos y radicales suponen una escasa consistencia política por parte de la dirección federal.

La relación de Pedro Sánchez con Ximo Puig ha sido de todo menos buena...

Hay una situación de discordancia entre ellos importante. Pedro no atendió a razones de por qué se quería hacer la entesa al Senado y eso ha derivado en que nos hayamos quedado sin senadores, excepto Joan Lerma. Además, que Pedro haya estado en Valencia sin atender a Puig fue un desprecio y que se reuniera con periodistas y hablara mal de él no es muy bueno para favorecer entendimientos.

¿Qué cree que ocurrirá en el Comité Federal de hoy?

Desearía que el partido entrara en una fase de recuperación, de normalidad, en la que tuviéramos tiempo para organizar un congreso en el que los candidatos que se postulen tengan tiempo para proponer acciones y presentarlas a los ciudadanos y a los militantes. Unas primarias abiertas. Debe ser un congreso de fundamentación ideológica y de posicionamiento político para los próximos años

¿Quién podría ser el próximo secretario general del partido?

Hay muchísimos compañeros en direcciones regionales que están preparados para serlo.

¿Susana Díaz sería uno de esos compañeros?

No lo sé. Ella ha tenido muchas oportunidades y nunca ha dado el paso. No ha anunciado que quiera serlo. Hay mucha gente como ella que puede ser secretario general.

¿Quién manda ahora en el PSOE?

Ahora hay una situación tremenda. Llevo 35 años militando en este partido y no entiendo lo que está pasando a nivel de la propia ejecutiva federal. Toda la vida, cuando ha cesado la mitad más uno ha cesado el secretario, eso ahora no sirve. Es una situación compleja. El comité general de mañana -hoy para el lector- debe aclararlo.

¿Con quién formaría gobierno?

Apostaría por un acuerdo de izquierdas con los nacionalistas. Lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo. Me opuse al pacto con C's.

Jorge Rodríguez. Presidente de la Diputación de Valencia

«Estoy convencido de que Puig no quiere que gobierne Rajoy»

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, guarda una posición equidistante entre Puig y Sánchez, según se desprende de la parte más política que se extrae de la entrevista que LAS PROVINCIAS publica el lunes al presidente de la corporación provincial con el fin de hacer balance de su gestión institucional desde que llegó al cargo hace 15 meses.

¿Qué le parece lo que está pasando?

La situación da mucha vergüenza, el espectáculo es lamentable y lo mínimo que deberíamos hacer es pedir perdon a los ciudadanos, porque, que estemos enzarzados en estas cosas con la que está cayendo es para sentir como mínimo vergüenza.

¿Sánchez debe dimitir?

Sería contradictorio decir que todo esto es vergonzoso y que yo contribuyese a favorecer un mayor ruido mediático. No estoy en ese papel. Si yo fuese él lo habría hecho tiempo atrás, y considero que Sánchez debió hacer una consulta a la militancia si quería formar un Gobierno alternativo, sin impulsar un Congreso exprés que ha generado finalmente un gran conflicto.

¿El Congreso que propone no serviría para clarificar las cosas?

Ya hizo una consulta cuando se pactó con C's, y fue una solución agil y sin buscar un Congreso, que implica un debate estatutario, programático... más profundo, y con la que está cayendo no estamos para celebrar Congresos de pimpampum sino para, más adelante, buscar una reflexión profunda y sosegada sobre la situación de la socialdemocracia con el fin de ver por qué cada vez contamos cada vez con menos apoyo por parte de la ciudadanía. Era mucho más sencillo consultar a la militancia preguntándole claramente sobre las opciones que hay, que no son muchas, tres: abstención, elecciones o pactar un Gobierno alternativo.

¿Y usted por cuál se decanta, y por quién se decanta?

No entro en la guerra de nombres, pero cuando algo no está claro hay que decantarse por las convicciones, por lo más natural. Yo no gobierno ni favorezco al PP. Prefiero un Gobierno de izquierdas.

¿Los críticos a Sánchez buscarían alianzas para intentar un Gobierno alternativo al del PP?

Pues no lo sé. Lo que sí se es lo que Puig comunicó a la militancia por carta el miércoles. No tengo ninguna sospecha, estoy convencido de que Ximo Puig no quiere que gobierne Rajoy. No me cabe duda. Ha habido un debate simplista y tacticista en el que han primado mucho las rabietas y desencuentros personales.

¿Si Puig quiere lo mismo que Sánchez, por qué ha dimitido?

Buena pregunta para la que no tengo respuesta. Es difícil de explicar y de entender para mí, para la militancia o para la ciudadanía.