Las Provincias

Mónica Oltra, ayer. :: EFE
Mónica Oltra, ayer. :: EFE

Oltra insta al PSPV a que piense más en los valencianos que en el partido

  • La portavoz del Consell recuerda que todas las formaciones firmantes del pacto del Botánico deben priorizar los intereses de la Comunitat

valencia. La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, sufrió ayer los inconvenientes de ser la portavoz del Consell, un papel que le gusta, le encanta, pero ayer no tanto. Debía pronunciarse para defender los intereses de los valencianos respecto a un tema (la crisis del PSOE que amenaza con llevarse por delante la posibilidad de negociar un Gobierno alternativo al de Rajoy) donde el jefe del Consell es protagonista central. Y no sólo él. Otro destacado miembro del Consell, la titular de Sanidad, Carmen Montón, es uno de los apoyos para Sánchez frente al ataque orgánico en el que participa el mismísimo presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Ante tal panorama, Oltra intentó no pisar charcos, salvaguardar a sus compañeros del Consell y, sobre todo, evitar pronunciarse si los valencianos, según el criterio del Ejecutivo, se verán beneficiados o perjudicados de la Guerra Civil en Ferraz. La vicepresidenta sorteó el abismo que supondría admitir que, para los intereses del Consell (y se supone que para el de los valencianos), la jugada en la que participa Puig es dañina. Se limitó a asegurar que el Consell y los partidos que lo integran seguirán luchando para que no sea Rajoy quien ocupe la Moncloa, sin precisar si la disputa en la que se ha enzarzado Puig contribuye a ese objetivo o al contrario. Lo que sí hizo la portavoz, y varias veces, fue recordar «a los partidos que integran el Pacto del Botánico» que su compromiso para anteponer los intereses de los ciudadanos de la Comunitat frente a «los intereses partidistas» y recordó que esa premisa es «intocable». Admitió Oltra la necesidad de que «los partidos que dan apoyo al Consell sean lo más estables posible», insistió en esa idea varias veces (quizá porque hasta ahí podía llegar) y aseguró que no ha oído nunca a Puig decir «que quiere un Gobierno de España presidido por Rajoy. Ni lo ha dicho nunca, ni lo piensa, ni lo quiere».

«La batalla se pierde cuando se abandona; yo no la pienso abandonar», afirmó Oltra, para quien el Gobierno valenciano necesita un Gobierno de España «aliado» de sus políticas, que ponga en el centro a las personas y cambie el sistema de financiación. En este sentido, ha considerado hoy que «no debe haber terceras elecciones» y que «hay tiempo» para formar un gobierno «a la valenciana» basado en un pacto «de mínimos» como el acuerdo del Prado propuesto por el diputado de su coalición. De todas formas, haga lo que haga Puig y su partido, dará igual.

Oltra afirmó que incluso si el PSOE facilita la investidura de Rajoy «no se verían afectadas las relaciones dentro del Pacto del Botànico» y de un Consell cuyos miembros y asesores no pudieron ayer ocultar la tensión emocional por el delicado momento que protagonizan.