Las Provincias

Puigdemont amenaza con la proclamación de independencia tras el referéndum

vídeo

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. / Reuters I EP

  • El presidente de la Generalitat defenderá en Madrid su plan secesionista y se muestra dispuesto a retrasar la votación si la permite el Gobierno central

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha advertido esta mañana que la consecuencia directa del referéndum que prevé convocar para la segunda quincena de septiembre, en caso de victoria del sí a la secesión, será la proclamación unilateral de independencia. “Es evidente que la consecuencia es la proclamación de independencia. Vamos en serio, el referéndum es para eso”, ha asegurado en Rac-1. Puigdemont ha reiterado que la votación será legal y obedecerá a las leyes catalanas y ha afirmado que para que llegue a ser “vinculante” necesitará que vote la “mayoría” del censo, aunque no ha querido poner cifras. “Si solo vota el 25% del censo, no vamos a ningún lado, hay que ver lo que dicen los convenios internacionales”, ha señalado. Ha avisado que la consulta no será válida con una participación del 37%, como la que registraron el 9-N y el referéndum del Brexit. Por ejemplo, para el referéndum de Montenegro, la UE estableció un mínimo de participación del 50% y un 55% de votos favorables para poder declarar la independencia.

Puigdemont, que ayer superó la moción de confianza con el apoyo de la CUP y evitó elecciones anticipadas, ha vuelto a tender la mano al Gobierno central para pactar las condiciones del referéndum. Su opción ideal es que fuera una votación acordada con el resto de España. “No hago una oferta a Mariano Rajoy, se la hago al Gobierno central”, ha apuntado. El presidente de la Generalitat se ha mostrado dispuesto a retrasar la fecha del referéndum, si el Ejecutivo central se aviene a pactar la consulta. Pero si no hay pacto, está dispuesto a convocar un referéndum unilateral el 17 o el 24 de septiembre. Puigdemont ha anunciado que el próximo 10 de octubre pronunciará una conferencia en Madrid donde expondrá su plan rupturista. En su alocución en la capital de España dejará claro que si lo que el Gobierno central pretende es ofrecer “un Majestic 2.0, no hace falta ni que nos sentemos a la mesa”. Según el presidente de la Generalitat o “se resuelve el reconocimiento nacional de Cataluña” y su derecho a decidir o “no hace falta sentarse”. “Esto va en serio, no es un movimiento táctico para luego negociar”, ha afirmado.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha vuelto a amenazar a la CUP que o aprueba los presupuestos o habrá elecciones anticipadas. Y en estos comicios, ha asegurado, que sí se presentaría como candidato. Pero su intención es no ser cabeza de lista del PDC en las elecciones que prevé convocar si culmina el proceso.

Puigdemont no se da por aludido con las palabras de Mariano Rajoy en las que ha alertado de los peligros de la disgregación y cree que el jefe del Gobierno en funciones ha puesto un ejemplo de relación con Portugal que es la que desea también con España.