Las Provincias

Rita Barberá renuncia a ser portavoz del Grupo Mixto y a cobrar el complemento de 2.667 euros

vídeo

Rita Barberá, sentada en la última fila del Senado. / EFE

  • La senadora, que abandonó el PP, se sentará desde hoy en el escaño 301, en la última fila de la Cámara Alta

La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá ha comunicado a sus compañeros de Grupo Mixto que no tiene intención de ocupar la Portavocía del Grupo Mixto cuando le corresponda por turno y que renuncia, por tanto, al complemento mensual que le correspondería por ese papel de 2.667 euros, han informado fuentes parlamentarias.

Después de comunicar esta decisión a sus compañeros de Grupo --formado por 16 senadores-- ha abandonado la reunión del Grupo Mixto. En esta cita de este martes han asistido 15, faltando únicamente el senador de EH Bildu Iñaki Goioaga, también investigado por el Tribunal Supremo, en su caso por colaboración con ETA.

Eso sí, la exregidora sí que ha trasladado a los miembros del Grupo Mixto que le gustaría seguir como vocal en las dos comisiones en las que estaba en representación del Grupo Popular, que eran la Comisión Constitucional y la de Economía. La reunión aún no ha finalizado.

«Les ruego por favor que me dejen»

Rita Barberá ha acudido a la una de esta tarde a este encuentro del Grupo Mixto en la Cámara Alta, donde le esperaba un gran número de medios de comunicación ante los que no ha querido hacer declaraciones. "Les ruego por favor que me dejen", ha repetido a los periodistas mientras trataba de pasar entre las cámaras.

Barberá vivió una situación parecida en la pasada legislatura, cuando estalló el 'caso Taula' de supuesto blanqueo de capitales por el PP en el Ayuntamiento Valenciano. La exalcaldesa no dejó entonces el escaño, como tampoco ahora, aunque en este momento ya no es miembro del PP.

Barberá ha comunicado por la mañana al Grupo Mixto del Senado al que pertenece desde que dejó el PP que acudirá al Pleno de este martes por la tarde, el primero de la legislatura, por lo que se estrenará en su nueva ubicación en la Cámara Alta.

El escaño 301, en la última fila

El escaño asignado a Barberá y que estrenará hoy en el Senado es el 301, se encuentra en la última fila del bloque central de asientos del hemiciclo y es el único asignado en esa zona al Grupo Mixto, ya que los otros 16 asientos que le corresponden están repartidos en las dos filas anteriores.

La fila cuenta ya con nueve ocupantes del Grupo Popular, que tenía asignados esos escaños antes de que Barberá se diera de baja del PP; si el asiento es para la exalcaldesa, se sentará de nuevo junto a sus antiguos compañeros de partido.

Según ha explicado el portavoz del grupo, Xavier Alegre (Ciudadanos), "seguro que estará" y ocupará el escaño que se le ha asignado en la última fila del hemiciclo, el 301.

Alegre ha asegurado que ha mantenido dos conversaciones con la exalcaldesa de Valencia, que han sido cordiales, pero que no sabe si asistirá a la reunión previa al Pleno que mantendrá el Grupo para reorganizarse tras la llegada precisamente de la exdirigente popular.

Será en ese encuentro donde se decida en qué comisiones representará Barberá al Grupo Mixto, si será portavoz o qué despacho le corresponderá, entre otros asuntos sin resolver y que tienen que discutir los 17 miembros de esta formación.

"El resto de miembros podrán expresarle hoy lo que cada uno considere", ha dicho Alegre ante la oposición de algunos componentes del grupo, como Compromís, a que Barberá tenga portavocías y por tanto ingresos añadidos que no le hubieran correspondido de haber seguido en el PP. Para la coalición valeciana, es un caso de transfuguismo.

Los ingresos de Barberá

El Grupo Mixto está ahora formado por 16 senadores de 10 partidos y por una senadora, la propia Barberá, sin afiliación política. Entre todos ellos se repartirán la asignación mensual de 36.061,55 euros que concede el Senado al Grupo para su mantenimiento.

El actual portavoz no ha confirmado cifras, porque es la Cámara la que hace el pago a los senadores, pero la exalcaldesa tendrá derecho a ingresar su parte proporcional en la cuenta corriente que facilite al Senado. Normalmente, ese dinero se ingresa en una cuenta del partido al que pertenece el senador, pero Barberá no es ya miembro de ninguno.

De esa cantidad, que podrá rondar los 2.300 euros mensuales, los componentes del Grupo Mixto pagan una parte al propio grupo para sufragar los gastos comunes: personal asistente, administración, etc.

Ese nuevo ingreso se sumará a los 4.635 euros de sueldo que la exalcaldesa ya cobra: 2.813,91 de sueldo base más 1.822 euros de indemnización por ser senadora de fuera de la Comunidad de Madrid (en el caso de los madrileños, la ayuda es de 869 euros al mes). En total casi 7.000 euros. Si además el Mixto le concede una portavocía en una Comisión, algo a lo que se opone parte del grupo, la senadora ingresaría un complemento salarial de 1.046,47 euros al mes.