Las Provincias

La Fiscalía pide que se prohíba a López Negrete salir del país

vídeo

La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, a su llegada a la Audiencia Nacional. / Efe | Vídeo: Atlas

  • La abogada se defiende ante Pedraz: «No tengo nada que ver con Manos Limpias»

  • «No tengo absolutamente ninguna relación con Ausbanc, ni la he tenido», sostiene la letrada

El fiscal del caso Ausbanc, Daniel Campos, ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que prohíba la salida del país de Virginia López-Negrete y le obligue a comparecencias quincenales. La abogada, por su parte, lo ha negado todo y ha renegado de todos tras dos horas de interrogatorio en la Audiencia Nacional. “No tengo absolutamente ninguna relación con Ausbanc, ni la he tenido. Mi relación ha sido exclusivamente con Luis Pineda como persona física consecuencia de ser compañero de trabajo en el caso de Caja Madrid”, ha explicado a la salida del juzgado.

“Ha quedado acreditado también que yo no tengo nada que ver con Manos Limpias como tal . Manos Limpias es una organización que tiene letrados externos y yo soy uno más” ha llegado a sostener la abogada, que ha denunciado que su imputación es solo fruto de “conjeturas” de la Policía y a base de “hechos subjetivos y aislados” en los mails incautados en los registros.

López Negrete además ha denunciado a su llegada a la Audiencia Nacional que su imputación en el procedimiento sobre la trama chantajista de Ausbanc es una suerte de venganza por su papel en el caso Nóos en el que sentó en el banquillo a la infanta Cristina.

“Vengo a defenderme de todas las mentiras, todas las calumnias e injurias que se han dicho sobre mí por ser la letrada de un determinado proceso judicial” ha apuntado López Negrete, que ha garantizado que va a contarle al juez Santiago Pedraz “toda la verdad sobre todos los hechos”.

Además se ha desvinculado totalmente de la grabación de una conversación suya con el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, en la que éste le comunicó que don Juan Carlos, a través de un intermediario, le había ofrecido dos millones de euros por sacar a la infanta del banquillo. “Me acabo de enterar hace dos minutos. Llevo dos días encerrada preparando mi defensa”, ha alegado.

López Negrete resultó imputada en el sumario de Ausbanc no por su participación en el supuesto intento de chantaje a la infanta, sino por los mails recopilados por la Udef en la sede de Ausbanc que revelaban su participación en las presiones a un alto cargo del BBVA.

Un total de 46 mails incautados en la sede de la Ausbanc revelaron un dato que López-Negrete, desde que estalló el escándalo, se había esmerado en ocultar: entre diciembre de 2012 y junio de 2013 había sido, aparentemente, un eslabón más de la maquinaría de Luis Pineda. Esos correos electrónicos apuntan, con poco género de dudas, que López-Negrete sí que colaboró con Ausbanc en los chantajes al BBVA; a Miguel Blesa y Caja Madrid, a los exgobernadores del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Jaime Caruana; o a Telefónica, además de otros asuntos judiciales de menor entidad.

En esos mails, a los que ha tenido acceso este periódico, la letrada muestra una gran cercanía con el jefe de la trama chantajista. “Un besito, llámame para lo que sea”, le escribió en febrero de 2013, a cuenta del intento de López-Negrete por volver a imputar en el caso Nóos al director de Reputación Corporativa del BBVA, Antonio Ballabriga.

Sin duda el asunto del BBVA es el que más salpica a López Negrete, quien incluso el 15 de marzo de 2013 llegó a tomar la palabra en una Junta General del banco para pedir responsabilidades sobre Ballabriga, en una intervención que el propio Luis Pineda aplaudió en las redes sociales.