Las Provincias

Soler prepara unos presupuestos que mantendrán el gasto de 2016

El conseller de Hacienda Vicent Soler. :: Manuel Molines
El conseller de Hacienda Vicent Soler. :: Manuel Molines
  • El Consell espera recibir los últimos datos desde Madrid después de las elecciones vascas y gallegas para poder elaborar las cuentas

La recta final para preparar los nuevos presupuestos de la Comunitat ha comenzado. Desde el Ejecutivo valenciano y la consellería de Hacienda que dirige Vicent Soler ya planifican unas cuentas para 2017 condicionadas por la política nacional, que en líneas generales, mantendrán el gasto del ejercicio anterior.

La falta de un gobierno central y la más que probable prórroga de los Presupuestos del Estado para 2017 está llevando a que algunas comunidades autónomas se planteen también aplazar sus cuentas autonómicas, una opción que no se plantean en el Consell. Fuentes del Ejecutivo aseguran que, aunque se prevé elaborar unos presupuestos similares a los anteriores, se pretende también utilizar la experiencia de este año de gobierno para «dar una segunda lectura» al Acord del Botànic. El Ejecutivo valenciano cree que una prórroga sería muy negativa, ya que les supondría un obstáculo para desempeñar las políticas programadas. Desde el Palau cuentan con que estas nuevas cuentas, pese a no poder considerarse expansivas al mantener el gasto, si que les permitirán que no se tengan que realizar recortes en los servicios esenciales. Por tanto, si todo sigue según los previsto, nos volveremos a encontrar en 2017 con unas partidas bastante similares a las del año anterior, que a su vez resultaron muy parecidas a los números de 2015, impulsadas por el gobierno popular de Alberto Fabra.

Al Ejecutivo valenciano todavía no se le han proporcionado todos los datos que necesita desde Madrid para elaborar los presupuestos pero ya trabajan con la base del año pasado. Todo parece indicar que el Ministerio de Hacienda está esperando a que pasen las elecciones gallegas y vascas que tendrán lugar hoy. Desde el Consell creen que Montoro está «mareando la perdiz» ya que aquella información que falta enviar a las comunidades está ya disponible y creen que todo se enmarca en una estrategia de presión para ayudar a Rajoy a formar gobierno. Con una investidura exitosa que permitiera mantener al PP en el poder aún daría tiempo a aprobar unos presupuestos estatales, una situación que permitiría a las comunidades disponer de más margen y fondos para sus cuentas.

Para poder sacar adelante los números de la Comunitat del próximo ejercicio el PSPV y Compromís necesitarán también a Podemos, con los que aseguraron que ya estaban negociando. El partido morado ya mostró su posición respecto al debate presupuestario de este año y Antonio Montiel, líder de la formación en la Comunitat, aseguró que serán «más exigentes» en las negociaciones. El hecho de que muchas de las partidas de 2017 vayan a ser un calco de las de este año puede suponer un problema para el presidente Puig, ya que esto podría implicar un escollo para Podemos, aliado imprescindible para sacar adelante los presupuestos.