Las Provincias

Podemos pide a Marzà un nuevo modelo de financiación de las universidades

  • El conseller de Educación indicó que está estudiando la forma de incidir en las tasas para el curso que viene

La formación de Podemos reclama a la Conselleria de Educación, que dirige Vicent Marzà, que implante un nuevo modelo de financiación para las universidades "con criterios claros, Y una metodología participada y consensuada por su comunidad y en el más breve plazo de tiempo posible".

En un comunicado, Mínguez recuerda que en julio el president de la Generalitat, Ximo Puig, señaló que la previsión del Consell respecto a las tasas universitarias era bajarlas en el medio plazo antes de que concluya la legislatura y que Marzà indicó ese mismo mes que la conselleria está estudiando la forma de incidir en las tasas universitarias para el curso que viene.

No obstante, según la diputada de Podemos, "la realidad es que dos cursos después de su entrada en el gobierno, siguen congeladas las tasas universitarias, exactamente igual que lo estaban durante el gobierno del PP".

Por ello, Mínguez critica que tanto Puig como Marzà "han afirmado cosas que no van a cumplir" y les ha exigido que cumplan su palabra.

La diputada reconoce sin embargo el esfuerzo de la Conselleria para paliar la situación universitaria, y en este sentido ha aludido a las becas salario, pioneras en todo el estado; la regularización de las becas, bajando a 5 la nota o el aumento en un 40 % respecto al año anterior la partida en becas.

Ahora bien, ha abogado por un sistema de financiación más justo, "no tomando como requisito de más peso el número de matriculados por universidad, lo que provoca que las universidades más grandes cada año tengan mayor financiación y las más pequeñas, cada año, menos", cuestión que provoca desigualdades.

Mínguez ha recordado por último que las matrículas universitarias de nuestra comunidad, que oscilan entre los 978 euros y los 1.549, sitúan a los centros universitarios valencianos como los cuartos más caros de toda España, con una media de 200 euros más que el resto del país.