Las Provincias

Trabajadores en un estudio de la vieja RTVV. :: txema rodríguez
Trabajadores en un estudio de la vieja RTVV. :: txema rodríguez

C's vuelve a cambiar de criterio con TVV y anuncia ahora que sí votará el consejo

  • La formación naranja rompe el pacto que mantenía con el PP y desbloquea una negociación encallada desde verano

Si Ciudadanos no vuelve a cambiar de opinión en el transcurso de los próximos días -cosa que ni el más pintado de sus dirigentes debe de estar ya en condiciones de garantizar-, la aprobación del consejo rector de la nueva RTVV, y con él la puesta en marcha de la nueva Canal 9, pueden ser un hecho en las próximas semanas. La formación que lidera Albert Rivera, y que desde hacía días mantenía un 'pacto discreto' con el PP para impedir que ningún grupo parlamentario pudiera vetar a los candidatos propuestos para el consejo rector, anunció ayer que ya no. Y que «pese a las reservas» que tiene sobre algunos de ellos, votará a favor de los candidatos al consejo con la intención de «desbloquear» una situación que, a su juicio, es de «desesperante pasividad», en palabras de su portavoz Toni Subiela.

Las palabras del diputado de Ciudadanos cambian por completo el escenario de esta negociación. La posición de fuerza que mantenían junto al PP -los 44 diputados que suman las dos fuerzas impedían sacar adelante sin su apoyo el consejo, que requiere de una mayoría cualificada de dos tercios (66) o tres quintos (60) de la Cámara- salta por los aires sin los 13 escaños que dirige Alexis Marí. Ciudadanos decanta, y al anunciar ayer su voto favorable, desbloquea la negociación.

De hecho, la decisión del partido naranja supone regresar a la casilla inicial. El pacto inicial suscrito por el tripartito que da su apoyo al Consell -PSPV, Compromís y Podemos-

contó con el visto bueno de Ciudadanos. Y únicamente el rechazo a la candidatura del excorresponsal de Canal 9 Josep López -el segundo de los nombres propuestos para presidir el consejo y que ayer remitió un comunicado a Efe para oficializar su renuncia al puesto- hizo que los de Rivera optaran por romper ese pacto. Un argumento que, unido al veto de Podemos y Compromís a la candidatura de Maite Fernández, derivó en la ruptura de las negociaciones antes de verano.

De regreso del periodo estival, las prisas del tripartito por lograr un acuerdo en RTVV antes del debate de política general tropezaron con esa posición pactada de PP y Ciudadanos: con el veto a la consejera popular, el consejo no saldría adelante. Ayer, de forma sorprendente, la formación naranja anunció que esa posición había cambiado.

¿Y a qué obedece el cambio? Las fuentes consultadas por este diario explicaron ayer que la formación naranja sigue estando en contra de los vetos a ninguno de los nombres propuestos. Incluso se precisó que lo que pretende el partido de Rivera es solicitar una votación 'consejero a consejero', de manera que este partido pueda responder al eventual veto a Fernández por parte de aquellos grupos que así lo ejecuten, con otro veto por parte de la formación naranja hacia los candidatos de esos grupos. Una explicación que resulta chocante, toda vez que no existe ninguna garantía de que la Mesa del Parlamento valenciano vaya a dar luz verde a esa votación de los consejeros uno a uno que pide Ciudadanos.

Subiela explicó la decisión de su partido y señaló que «ante el inmovilismo de Podemos, las trabas del PP y las formas del PSPV que generaron desconfianza, C's está intentando poner sentido común, porque continuar en esta situación supondría que el sector audiovisual perdiera los 15 millones de euros presupuestados, lo que pondría en riesgo miles de puestos de trabajo». «C's siempre optará por el consenso, por la coherencia y por ser el árbitro que ayude a llegar a acuerdos», dijo.