Las Provincias

El exvicepresidente Vicente Rambla. :: txema rodríguez
El exvicepresidente Vicente Rambla. :: txema rodríguez

La exdirección del PPCV, al banquillo en marzo por la financiación irregular

  • La pieza en la que están acusados Costa, Rambla y Serra adelanta a la de los contratos con firmas de la trama, que se instruyó antes

madrid. Más nubes negras en el inmediato horizonte judicial del PP. El Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional ha fijado para el 13 de marzo de 2017 el inicio del juicio de la pieza del caso Gürtel relacionado con la supuesta financiación de ese partido en la Comunidad Valenciana para las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y en las generales de 2008.

En esta pieza, que se juzgara hasta el 12 de mayo en la Audiencia Nacional, hay veinte acusados, entre ellos varios exaltos cargos de la formación en valencia, tales como Ricardo Costa (entonces secretario general del PPCV), Vicente Rambla (exvicepresidente del Gobierno valenciano), David Serra (exvicesecretario del PPCV) y Cristina Ibáñez (exgerente del PPCV).

Junto a ellos se sentarán en el banquillo los principales cabecillas de la 'trama Gürtel', empezando por su máximo responsable, Francisco Correa; su lugarteniente, Pablo Crespo; su hombre de confianza en Valencia, Álvaro Pérez 'El Bigotes'; o José Ramón Blanco Balín, exvicepresidente de Repsol.

El llamado juicio de la financiación irregular engloba en realidad las piezas 1, 2 y 6 del macrosumario del 'caso Gürtel'. En este proceso, Costa, Rambla, Ibáñez y Serra se enfrentan a unas peticiones fiscales de siete años y nueve meses. El juez José de La Mata asegura que usaron 4,5 millones de euros de dinero negro para sufragar las campañas electorales de 2007 y 2008. La pieza de la financiación irregular será juzgada antes que las de la visita del Papa y que la de los contratos de la Administración con las empresas de la trama. Esta segunda pieza se terminó de instruir y se dictó auto de procedimiento abreviado antes que la de la financiación irregular pero, paradójicamente, su juicio se celebrará antes. Ni esta pieza ni la de la visita del Papa podrán celebrarse antes de que concluya la de la financiación irregular, porque muchos de los acusados los están en varias piezas.

Por otra parte el Juzgado Central de lo Penal ha dictado un auto aclaratorio en el que concreta que rechaza la toma de declaración como testigos al presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy y la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal por considerarlo «impertinente e inútil». «Teniendo en cuenta los hechos por los que se procede, no resultan necesarios, pertinentes ni útiles para el esclarecimiento de estos», precisa.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, se refirió a este proceso y mostró su «respeto absoluto a la justicia». «Es lo que tocaba dentro del proceso, en el proceso se verá todo», dijo. Ximo Puig, por su parte, señaló que este juicio «tiene que acabar con la asunción de responsabilidades penales» pero también «políticas por parte del PP».