Las Provincias

Rita Barberá. :: efe
Rita Barberá. :: efe

El PP critica el «aquelarre» del PSOE contra Barberá

  • Los populares recuerdan que los socialistas tardaron dos años en actuar contra Chaves y Griñán, imputados por los ERE de Andalucía

El portavoz parlamentario del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, criticó ayer el «aquelarre» del PSOE contra la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá cuando, según dijo, no actuó con celeridad tras la imputación en el caso de los ERE de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ni lo ha hecho con el actual diputado socialista Antonio Gutiérrez Limones.

Hernando se pronunció así al ser preguntado por si el PP da por zanjado el caso Barberá o está dispuesto a estudiar las propuestas de los grupos para echarla del Senado o suspenderla de sueldo. Este martes, el Grupo Socialista avanzó que busca fórmulas para su cese temporal.

En una rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso, Hernando criticó que el PSOE busque «soluciones extemporáneas» sobre el caso de Barberá y, sin embargo, siga permitiendo que «el señor Gutiérrez Limones que está imputado por un asunto de corrupción se siente todavía en su escaño».

«Es la doble vara de medir», afirmó el dirigente popular, que aseguró que le «sorprende» además que los socialistas tampoco hicieran nada cuando se han «sentado» en el Senado «terroristas» como el parlamentario Iñaki Goioaga.

En este sentido, subrayó que el PP ha actuado, porque el día 13 de septiembre el Tribunal Supremo anunció la apertura de una investigación contra Rita Barberá y un día después dejaba el Partido Popular. Sin embargo, señaló que en el caso del PSOE, su «calendario» de actuación fue de «dos años» después de que el Supremo abriera causa contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el caso de los ERE. Hernando exhibió un documento elaborado por el PP para demostrar sus afirmaciones.

Entretanto, el Grupo Socialista en el Senado ha registrado la moción anunciada contra los aforamientos, que se debatirá en el primer pleno de la legislatura en la Cámara Alta, el próximo martes, y con la que el PSOE vuelve a la carga con un asunto que ya reclamó sin éxito en la legislatura anterior.

Aquel debate tuvo lugar en marzo en presencia de Rita Barberá, a la que nadie mencionó durante el debate pero que estaba detrás de la iniciativa: el PSOE y otros partidos interpretaban que el PP estaba protegiendo a la senadora de futuros procesos judiciales al mantenerla como aforada. La senadora se mantiene en el escaño, pero ahora tiene abierta una causa en el Tribunal Supremo por el caso Taula y ya no está en el PP sino en el Grupo Mixto, tras darse de baja del partido y del Grupo Popular del Senado.