Las Provincias

Les Corts rechazan la propuesta del PP para establecer una ley del Pacto Educativo

  • El Consell cree que la iniciativa expresa «solo la voluntad política del grupo parlamentario que la presenta sin haber sido consensuada ni haberse sometido a ningún debate previo»

El pleno de Les Corts Valencianes ha rechazado hoy, con los votos del grupo socialista, Compromís y Podemos, una iniciativa del PP en la que se proponía un documento base para la elaboración de una ley del Pacto Educativo de la Comunitat Valenciana.

La proposición, respaldada por el PP y Ciudadanos, ha contado con el criterio desfavorable del Consell, que cree que la iniciativa expresa "solo la voluntad política del grupo parlamentario que la presenta sin haber sido consensuada ni haberse sometido a ningún debate previo o proceso de participación".

Ese mismo argumento es el que han alegado los grupos que sustentan al Gobierno valenciano (PSPV, Compromís y Podemos) para no acceder a que se tramite esta iniciativa en el Parlamento valenciano, aunque todos han valorado el trabajo realizado por el PP y han dicho estar de acuerdo en algunas cuestiones.

La diputada popular María José Catalá ha defendido la iniciativa presentada por su grupo, de la que ha dicho que es un documento "trabajado", "completo" y "consensuado" que conoce la comunidad educativa y que se presenta en la Cámara "para que sea debatido y trabajado".

"No se ha hecho deprisa y corriendo", ha asegurado Catalá, quien ha dicho que le sorprende que el Consell hable de falta de consenso, cuando este Gobierno, a su juicio, "no ha consensuado ninguna de las medidas" que ha tomado en materia educativa, como la eliminación del distrito único o el decreto del plurilingüismo presentado anteayer.

La socialista Eva Alcón ha dicho estar a favor de un pacto educativo, pero cree que el documento presentado por el PP no puede servir de base, pues "no favorece el acuerdo", no cuenta con el apoyo de la comunidad educativa y mantiene aquellos aspectos que más controversia han generado, como el distrito único, la libertad de elección o la religión.

"No es forma de trabajar", ha manifestado Alcón, quien ha afirmado que los socialistas están a favor de un pacto educativo y de una ley valenciana de educación, pero quieren hacerla "con rigor y discusión y con una metodología que facilite el acuerdo y no el desacuerdo" como, a su juicio, ocurre con la propuesta del PP.

Desde Compromís, Josep Nadal ha considerado que los populares "no son los más legitimados" para presentar un documento base para una nueva ley educativa, y ha señalado que la iniciativa le parece más "una huida hacia delante" ante los sumarios que muestran que "la destroza de la educación valenciana es más que evidente".

Ha considerado "interesante" abrir el debate y ha dicho compartir algunas de las cuestiones planteadas en materia de nuevas tecnologías o acoso escolar, pero ha rechazado que ese documento no puede ser la base de una nueva ley educativa porque no está consensuado con la comunidad educativa.

Lo mismo ha señalado la diputada de Podemos Sandra Mínguez, quien ha reconocido compartir algunas cuestiones, pero ha insistido en que la iniciativa del PP no es un pacto educativo porque ni ha sido sometido a un debate previo ni se ha abierto un proceso de participación.

Catalá, quien ha dicho que están tan legitimados como el resto para hablar educación y proponer un pacto, ha lamentado "la falta de reflejos" de los grupos que sustentan al Consell por rechazar una iniciativa sobre la que podrían haber "cambiado" lo que quisieran o dejar fuera aquello que no les agradara durante el trámite parlamentario.