Las Provincias

El consejo de la nueva RTVV deja de ser una urgencia para los socialistas valencianos

Instalaciones de Canal 9 en Burjassot.
Instalaciones de Canal 9 en Burjassot. / TXEMA RODRÍGUEZ
  • Tras el debate de política general no ha vuelto a haber contactos para desencallar la puesta en marcha del órgano que debería dirigir el ente

Las prisas que acompañaron hace apenas dos semanas a los grupos parlamentarios que dan su apoyo al Consell, y en especial al PSPV, para sacar adelante cuanto antes el consejo asesor de la nueva RTVV, parecen haber desaparecido. Resuelto el debate de política general, superado el intempestivo debate de propuesta de resolución -con la referida a la exalcaldesa Rita Barberá como asunto más destacado- la agitación que acompañó durante las semanas previas el ir y venir entre los portavoces de los grupo, con cambios de candidatos incluido, se ha transformado ahora en calma absoluta.

El escenario en relación con el consejo se mantiene exactamente igual que se quedó la semana previa al debate de política general. El PSPV puso sobre la mesa como presidente del consejo el nombre del letrado de Les Corts Enrique Soriano. Aunque su paso por el Consell de Joan Lerma generó alguna suspicacia, PP y Ciudadanos terminaron dando el visto bueno a la propuesta.

¿Y cuál es el problema? El motivo que se aduce para no sacar adelante la votación -se necesita una mayoría cualificada de dos tercios, y en su defecto, de tres quintos de los diputados- tiene que ver con una de las consejeras del PP, Maite Fernández. Podemos y Compromís anunciaron su veto a la candidata propuesta por los populares. El PSPV, que inicialmente apoyó su nombre, lo rechazó después y, posteriormente, volvió a aceptarlo. Y aunque Compromís e incluso el partido de Montiel amagaron con acabar dando el voto a la consejera popular, el debate de política general terminó echándose encima y haciendo imposible el acuerdo.

De manera que el punto actual de las negociaciones es precisamente ese: Podemos y Compromís tienen pendiente el visto bueno al nombre de la candidata popular. Y sin ese apoyo, PP y Ciudadanos se niegan a votar el resto del consejo y no hay ningún tipo de acuerdo.

Pese a las prisas de hace unas semanas, las fuentes parlamentarias consultadas por este diario admitieron ayer que -desde aquel último posicionamiento- no ha vuelto a haber siquiera contactos entre los grupos de Les Corts. El presidente de la comisión de RTVV no ha convocado a los portavoces después de que su última intentona terminara en polémica -el PP no acudió a la cita-. Y la urgencia de hace sólo unos días parece haber dejado paso a una negociación a varias bandas.

Porque pese a que no se ha producido ningún contacto, las fuentes parlamentarias consultadas por este diario recordaron que la negociación de RTVV se cruza con la de la renovación del Consell Jurídic Consultiu (CJC). El órgano que dirige Vicente Garrido se encuentra en situación de interinidad desde que venció su mandato. Los primeros contactos entre los grupos dejaron ver diferencias similares a las que se producen en RTVV: PP y Ciudadanos negocian de la mano. Sin su voto, la renovación es imposible. La propuesta inicial de los socialistas valencianos planteó que PSPV y Compromís propusieran los tres nombres del CJC que deben ser propuestos por el Ejecutivo valenciano, y que los otros tres grupo, PP, Ciudadanos y Podemos, se repartieran los tres que corresponden al Parlamento.

Pero tanto los populares como la formación que encabeza Alexis Marí rechazan ese planteamiento. Para PP y C's, Podemos debe de elegir representante bajo la cuota del Consell -toda vez que el grupo parlamentario que encabeza Antonio Montiel da su apoyo al Gobierno que copresiden Ximo Puig y Mónica Oltra. Con este nuevo reparto, PP y C's dispondrían de tres consejeros, mientras que PSPV, Compromís y Podemos se tendrían que repartir los otros tres.

Las negociaciones de RTVV y del CJC podrían terminar de la mano,. en un cambio de cromos que desencallara ambos procesos.