Las Provincias

El PP pide el cese de Marzà por su «actitud contra la legalidad y la libertad en la educación»

El conseller Vicent Marzà, en Les Corts.
El conseller Vicent Marzà, en Les Corts. / EFE
  • Reclama que se garantice que la nueva RTVV no haga peligrar los «servicios públicos de Sanidad, Educación y Bienestar Social»

El grupo popular ha presentado este jueves en el Debate de Política General una propuesta de resolución en la que pide reprobar "la actitud y las actuaciones" del conseller de Educación, Vicent Marzà, "contra la legalidad y la libertad en la educación valenciana", así como su cese "inmediato".

Por otro lado, entre las 421 propuestas que ha planteado el PP, figura una en la que pide al Consell que garantice que la puesta en marcha de la futura RTVV no vaya a suponer "una desatención de las necesidades de gasto para la correcta prestación de los servicios públicos de sanidad, educación y bienestar social" y que, por tanto, "no va a haber ningún recorte cualitativo ni cuantitativo en la prestación de los mismos".

En otras materias, el PP propone poner en marcha una línea presupuestaria de 150 millones para hacer frente a las necesidades extraordinarias de los ayuntamientos, la libertad de horarios comerciales, un plan para divulgar las señas de identidad valencianas, la oficialidad de los títulos de valenciano de Lo Rat Penat y la Real Academia de Cultura Valenciana, así como declarar a estas como entidades consultivas en ámbito cultural o no introducir el requisito lingüístico para el acceso a la función pública.

Asimismo, plantea establecer que ningún conseller realice funciones públicas que no se correspondan con su ámbito competencial, reducir los puestos de libre designación o incluir la justicia como prioridad en la carta de derechos de la Comunitat Valenciana.

El diputado del PP Rubén Ibáñez ha asegurado antes de presentar algunas de esas propuestas de resolución de los 'populares' que este jueves en las Corts se pasa "de la comunidad feliz" que dibujó el presidente, Ximo Puig, en su discurso a la "comunidad real", y ha mostrado la disposición de su grupo en ayudar con estas iniciativas al Consell en su tarea de gestión, que ha resumido como "un caos".

Se ha centrado en el ámbito económico y ha criticado, entre otras cuestiones, la "caótica situación en horarios comerciales" o las partidas presupuestarias "ridículas" que existen para las pymes. Asimismo, ha censurado que se prepare una ley de turismo "no consensuada" con los agentes del sector.

Ha desgranado que el PP no va a tolerar "una subida de impuestos en silencio" e incluso defiende modificar la escala en el de Transmisiones Patrimoniales para "cargar menos a quienes menos tienen".

También ha defendido la conveniencia de prohibir "la inclusión de partidas ficticias en el presupuesto", en relación a los 1.300 millones en compensación por la infrafinanciación, y ha abogado por la reducción de altos cargos y de la deuda.

Tanto Ibáñez como la portavoz adjunta María José Català han criticado la ejecución presupuestaria del nuevo Consell y ésta ha criticado el retraso en el pago a colectivos "vulnerables", con "ocho meses de demora" en el caso de la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Traslado del anciano de Carlet

También ha criticado la actuación en materia de dependencia, al tiempo que ha apuntado que se ha dejado "a la altura del zapato" a los trabajadores de la residencia de Carlet (Valencia) al trasladar a un centro concertado al hombre que aparecía en una fotografía tendido en el suelo.

Según ha replicado la diputada Concha Andrés, se le ha trasladado a un centro público de gestión integral, tal y como han apuntado desde Igualdad y Políticas Inclusivas, a petición de la familia.