Las Provincias

La afluencia de refugiados sirios incrementa la presión migratoria sobre Ceuta y Melilla

Inmigrantes encaramados a la valla de Ceuta.
Inmigrantes encaramados a la valla de Ceuta. / Antonio Sempere (Efe)
  • Las entradas irregulares aumentaron un 55,3% en 2015, año en que un total de 11.624 inmigrantes llegaron a las dos ciudades autónomas

La presión migratoria sobre las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla aumentó un 55,3% en 2015 hasta alcanzar las 11.624 personas, especialmente por la mayor afluencia de refugiados sirios, según el balance de inmigración irregular difundido este miércoles por el Ministerio del Interior.

En concreto, el año pasado entraron irregularmente a las dos ciudades autónomas un total de 11.624 personas, de las que 7.189 eran potenciales refugiados de nacionalidad siria y 4.435 de otras nacionalidades. Un año antes, entraron en total 7.485 personas de forma irregular y de ellas, eran 3.305 las de nacionalidad siria.

En cuanto a los saltos de las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla, el balance indica que las entradas por esta vía se redujeron un 67,8% y un 78%, respectivamente.

Respecto a las llegadas irregulares por vía marítima, también experimentaron un aumento el año pasado, cuando subieron un 16,7%, especialmente en la ruta de Canarias. En todo 2015, alcanzaron las costas españolas de forma irregular 5.312 personas, 760 más que un año antes, cuando sumaron 4.552.

En el caso de Canarias, tras la tendencia creciente experimentada a lo largo de los últimos años, 2015 se cerró con un aumento: Llegaron 875 migrantes en pateras y cayucos, 579 personas más que en 2014. Aunque la cantidad sigue estando muy por debajo de la que se registraba hace una década, con cifras de hasta cinco dígitos, supone un incremento interanual del 51,12%.

"Hay que señalar que este aumento no altera la tendencia decreciente que se viene manteniendo año tras año en la lucha contra la inmigración irregular en Canarias como queda patente en la serie histórica 2001-2015", dice el Ministerio del Interior.

En cuanto a la Península y Baleares, llegaron el año pasado 4.437 personas en embarcaciones irregulares, un 4,3 por ciento más que en 2014, cuando fueron 4.256.

Interior recuerda no obstante que el número de llegadas irregulares a España en embarcaciones es significativamente inferior a las 157.220 registradas en el Mediterráneo Central, las 880.820 en el Mediterráneo Oriental, y las 763.958 en la ruta de los Balcanes que contabilizó para el mismo periodo la Agencia Europea Frontex.

Por otra parte, el departamento que dirige en funciones Jorge Fernández Díaz indica que en 2015 se ejecutaron 20.091 repatriaciones de inmigrantes en situación irregular, un 4,3% menos que en el año precedente.

En concreto, se produjeron 8.069 denegaciones de entrada -personas rechazadas en puertos y aeropuertos por no cumplir los requisitos-, un 0,5% menos que en 2014; y 1.428 readmisiones -personas que cruzan desde Portugal o Francia y son devueltas allí en virtud de acuerdos bilaterales-, un 33,8% más. Asimismo, las devoluciones de personas que intentaban entrar en España por puestos no habilitados cayeron un 9,6%, con 3.725 casos.

Mientras, las expulsiones de personas identificadas en España sin permiso de residencia se redujeron un 10,7%, con un total de 6.869 de las que, según Interior, el 81 por ciento (5.539) eran "cualificadas" es decir, de personas con antecedentes y el 19% (1.330) de personas por mera estancia irregular en el país, cuatro puntos más que un año antes.