Las Provincias

El exdirector jurídico de Imelsa reconoce tensiones para adjudicar el 'call center'

  • El servicio de atención telefónica dejó de atender unas 11.000 llamadas de ciudadanos, según consta en la causa

Enrique Grau, exdirector jurídico de Imelsa, ha reconocido que hubo tensiones a la hora de adjudicar el contrato del centro de atención telefónica, una adjudicación investigada por un supuesto amaño.

Estas tensiones, que se desprenden de correos electrónicos en la causa, se debían al interés del declarante en que se respetaran y se motivara el informe que recoge los criterios técnicos. Grau ha negado cualquier sospecha de amaño.

Con posterioridad, ha explicado que hizo un informe en el que era partidario de sancionar a la empresa por incumplimiento de las condiciones. El 'call center' dejó de atender unas 11.000 llamadas de ciudadanos, según consta en la causa.