Las Provincias

Uno de los platós de la sede de RTVV. :: irene marsilla
Uno de los platós de la sede de RTVV. :: irene marsilla

PP y C's enfrían el pacto en RTVV hasta pasar el debate del estado de la Comunitat

  • Los populares no acuden a la reunión convocada in extremis por Podemos mientras que en Ciudadanos se muestran en contra de los vetos

Valencia. Las negociaciones sobre el consejo rector de la nueva Canal 9 vuelven a estancarse otra vez. La aparente calma que se mostraba estos días por el consenso alcanzado con el candidato a presidente y las intenciones de levantar los vetos de los partidos de izquierda ha desaparecido, por lo menos, hasta el debate de estado de la Comunitat.

Desde el Partido Popular intentaron boicotear la reunión de la comisión de RTVV que estaba programada. El objetivo de los populares era dejar solo al tripartito en la cita y por ello instaron a Ciudadanos a no acudir al encuentro. Finalmente la formación naranja se opuso y asistió en Les Corts a una junta en la que el gran ausente fue el PP.

Ciudadanos no salió del todo contento del encuentro. Toni Subiela, el encargado de representar al partido, aseguró que desde la formación empiezan a cansarse para la incapacidad del tripartito de solucionar el bloqueo y de que se señale a su formación como el problema. El diputado instó a las fuerzas de izquierda a "dejar de perder el tiempo con rumores y presiones porque no son un buen comienzo para lograr unos medios públicos, despolitizados y de calidad". Desde el partido naranja también avisaron: «O todos los candidatos son aceptados por todos o el proceso se seguirá dilatando», en una clara referencia a Podemos por tratar de censurar a la aspirante popular.

Con estos movimientos desde el PP y Ciudadanos buscan enfriar las negociaciones ante un pacto que cada vez parecía más posible. ¿Por qué? Por el debate de estado de la Comunitat de la próxima semana. A ninguna de las dos formaciones le conviene llegar al encuentro parlamentario más importante del año como un aliado del tripartito. Ambos partidos prefieren presentarse como una oposición frontal al Consell y poder exhibir con el argumento de que Podemos, Compromís y el PSPV han sido incapaces de alcanzar un consenso para sacar adelante la radiotelevisión pública valenciana, una de sus propuestas estrella que les está costando más de lo esperado sacar adelante.

Es más que probable que tras el debate del próximo 14 y 15 de septiembre las negociaciones del consejo rector sean mucho más sencillas. Después de que todos los partidos respaldasen a Enrique Soriano como candidato a presidente pese a su pasado socialista, el único escollo se encuentra en la candidata popular Maite Fernández. En un primer momento todo el tripartito se opuso a la aspirante al cuestionar su trabajo como jefa de informativos en la antigua Canal 9. En el PP y Ciudadanos defienden en todo momento que los vetos a candidatos no lleva a ninguna parte. Con la situación estancada el PSPV fue el primero en mover ficha. Los socialistas pasaron a aceptar a Fernández como opción al considerar que toda la responsabilidad del nombramiento recaía sobre el Partido Popular. Una postura que ya se plantean reproducir desde Compromís, lo que dejaría a Podemos como último obstáculo para el pacto.