Las Provincias

La Administración cuenta con 2.600 empleados públicos colocados a dedo

Ximo Puig y Gabriela Bravo muestran el informe en el Palau de la Generalitat. :: lp
Ximo Puig y Gabriela Bravo muestran el informe en el Palau de la Generalitat. :: lp
  • El informe de los expertos realiza una radiografía de la situación de los funcionarios de la Generalitat

El informe de la comisión de expertos para la reforma de la ley valenciana de Función Pública que vio la luz ayer arroja un dato cuanto menos llamativo. Un total de 2.651 empleados públicos están puestos a dedo. Es la cifra que se extrae de la suma de todo el personal que se encuentra en comisión de servicios en la Administración autonómica.

El presidente del Consell, Ximo Puig, y la consellera de Justicia y Administración Pública, Gabriela Bravo, recibieron ayer en el Palau de la Generalitat las 125 propuestas que las comisiones de expertos, integradas por profesores universitarios, funcionarios y representantes sindicales, han elaborado para llevar a cabo la reforma de la ley valenciana de Función Pública.

Los técnicos han propuesto que la nueva ley incluya medidas de protección de los funcionarios que alerten de posibles corruptelas en la Administración donde trabajan, y que se reduzcan al máximo los puestos de confianza y de libre designación.

El compromiso es que antes de final de año se lleve al Consell el anteproyecto de ley de función pública, para que en primavera pueda llegar a Les Corts para su debate y aprobación y así poder combatir asuntos como la interinidad o el envejecimiento del funcionariado de la Administración autonómica.

El presidente defendió la necesidad de una nueva ley que permita contar con una función pública moderna, del siglo XXI, que sea más útil, permita prestar un mejor servicio al ciudadano y en la que es importante que se reconozca que todos tengan acceso en igualdad de condiciones.

Puig adelantó que la nueva ley afectará también el sector instrumental de la Generalitat, para acabar con el «paradigma de los chiringuitos», y admitió que, tras el éxito que supuso el autogobierno, la Administración valenciana necesita ahora una «puesta a punto».

Funcionariado envejecido

Así, recordó que un tercio del funcionariado es interino, hay un alto nivel en envejecimiento -en menos de diez años se jubilará la mitad de los funcionarios-, y la Comunitat Valenciana cuenta con menos funcionarios por habitante que el resto de autonomías.

La consellera Bravo destacó que la situación de la función pública se ha visto afectada por estar demasiados años sin oferta de empleo público y por tener unas tasas de reposición que «ahogan», y aseguró que el informe de los expertos abrirá el camino y pondrá las bases para una Administración transparente y al servicio se todos.

La presidenta de la comisión de Igualdad, Julia Sevilla, explicó que han detectado más de cien artículos de la actual ley de Función pública incumplen la perspectiva de género, e incluso hay algunos que infringen la ley de Igualdad valenciana.