Las Provincias

Ximo Puig cree que era más posible un acuerdo de PSOE, Podemos y Ciudadanos la primera vez

  • El secretario general del PSPV-PSOE no sabe si en las circunstancias actuales será posible el pacto

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha manifestado hoy sobre la posibilidad de un acuerdo del PSOE con Podemos y Ciudadanos tras la investidura fallida que "en la primera ocasión hubiera sido posible", pero en las circunstancias actuales no sabe si lo será.

Puig, que ha participado en una interparlamentaria del PSPV-PSOE para preparar el inicio del curso político, ha contestado a los periodistas al ser preguntado sobre esas posibles negociaciones que solo tiene noticias a través de los medios de comunicación, por lo que habría que preguntar "a todos los actores" si es factible.

En opinión del secretario general del PSPV-PSOE, la legislatura anterior parecía más factible ese pacto "porque ya había un acuerdo" y "una situación parlamentaria mejor", aunque ha considerado que "a lo mejor ahora las circunstancias ayudan".

En todo caso, Puig ha rehusado pronunciarse sobre este asunto, porque sería hablar de "rumores en los medios de comunicación", ya que lo que él ha "oído directamente no ha sido eso".

Ha admitido que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no le ha consultado al respecto, pero "no tiene por qué" hacerlo", y ha defendido que en el momento actual "hay que depositar confianza en los distintos actores para que busquen soluciones". "Y la tienen por mi parte", ha añadido.

Puig ha reiterado su petición de que todos los grupos políticos, y no solo el PSOE, "en el que se ha situado el foco, tienen que hacer un ejercicio de reflexión, de debate interno y finalmente de una toma de decisiones en favor del interés general", algo que los ciudadanos "exigen". "Es evidente que vivimos un momento confuso, pero no propiciado por unos o por otros, sino porque la realidad ha devenido así", ha manifestado.

Como president de la Generalitat, Puig ha exigido a todos los partidos que "den la posibilidad a todos de mirar hacia adelante", algo que espera que hagan "en un ejercicio de humildad y de responsabilidad y generosidad".

Respecto a si las elecciones vascas y gallegas pueden influir en un acuerdo para la investidura, ha admitido que "es un hito político que hay que considerar", aunque no sabe si pueden tener o no consecuencias.

Puig ha reivindicado que, en estos momentos, "quien está manteniendo la arquitectura institucional de España es, por una parte, el jefe del Estado, y por otra, las Comunidades Autónomas".

"Si no hay en estos momentos más problemas en el funcionamiento de las instituciones es precisamente por la fortaleza de las Comunidades Autónomas, que están gestionando aquello que a veces se pone en cuestión en las élites centralistas, y es el estado de bienestar", ha aseverado.

Puig ha resaltado que las autonomías están resolviendo actualmente los problemas sustanciales cotidianos de los ciudadanos, pero es "obvio" que necesitan que haya un Gobierno para tener un interlocutor.