Las Provincias

El juez cita como investigado a Alfonso Grau por delito electoral

El exvicealcalde del Ayuntamiento de Valencia Alfonso Grau, en las puerta de la Ciudad de la Justicia. :: damián torres
El exvicealcalde del Ayuntamiento de Valencia Alfonso Grau, en las puerta de la Ciudad de la Justicia. :: damián torres
  • Deberá comparecer en el juzgado el 19 de septiembre junto a Juanjo Medina y el exgerente del PP provincial

Crónica de una imputación anunciada. El que fuera vicealcalde de Valencia y mano derecha de Rita Barberá durante más de veinte años, Alfonso Grau, ha pasado a formar parte del grupo de imputados en la investigación judicial que se lleva a cabo por el supuesto blanqueo de 1.000 euros en el PP de la ciudad de Valencia. Como ya adelantó este periódico a principios del mes pasado, el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre el delito electoral apuntaba a su citación como investigado. Una cuestión que pasó ayer de probable a convertirse en un hecho cuando Grau -que dimitió por el caso Noós el año pasado- recibió la notificación del titular del juzgado de instrucción número 18 de Valencia citándole para declarar.

Entre el casi medio centenar de concejales, asesores y exresponsables de los populares investigados en la pieza separada del caso Imelsa, se encuentra también su esposa, María José Alcón. Grau deberá comparecer ante el juez el próximo 19 de septiembre junto a otros dos nuevos investigados por supuestos pagos irregulares en las elecciones de 2011: el exgerente del PP provincial Antonio Moscardó -que dejó el cargo a principios de 2015- y el exalcalde de Moncada y exvicepresidente de la Diputación de Valencia Juan José Medina. Ambos, según el comunicado emitido por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), figuran como autorizados en la cuenta bancaria que investiga el juzgado por no estar sometida a fiscalización.

En la resolución judicial, el juez también llama a declarar como investigado al exasesor municipal del PP Alejandro Checa, que figura como titular de una cuenta en la que el partido ingresó 17.000 euros procedentes, supuestamente, de la venta de décimos de lotería de Navidad.

La notificación se dio a conocer un día después de que acudiera a declarar como investigada en esta misma pieza la exsecretaria del PP de la ciudad de Valencia Carmen García Fuster y la gerente provincial del partido, Montserrat Tello, quienes se contradijeron en su declaración sobre si el PP conocía la cuenta a la que se hacían donaciones y no se reflejaban en la contabilidad.

García Fuster declaró que los gastos electorales que paga directamente el grupo municipal se los comunicaba la dirección provincial del partido, mientras que Tello negó que el partido tuviera constancia de esa cuenta opaca.

Las reacciones a la imputación de Alfonso Grau por parte de los distintos grupos municipales no se hizo esperar y todos apuntaron al mismo objetivo: Rita Barberá.

Desde el PSPV exigen el «cese inmediato» de la senadora popular. La portavoz socialista en Valencia, Sandra Gómez, señaló que la nueva condición de investigado del exvicealcalde «deja a Barberá en una situación insostenible» y consideró que «ha llegado el momento en el que Mariano Rajoy no puede seguir protegiéndola y debe exigirle la dimisión». También recordó que en las campañas electorales bajo sospecha -las de 2011 y 2015- «participaron los concejales y concejalas del grupo municipal popular que hoy se sientan en el pleno en representación de la ciudadanía».

Por su parte, el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset, aseguró que no le extraña la imputación de Grau, pero sí le sorprende que en el PP «nadie haga nada por limpiar su casa de presuntos corruptos». Fuset también exigió a Mariano Rajoy que no blinde a Barberá desde el Senado, porque los delitos investigados en el grupo municipal del PP de Valencia «son los mismos hechos por los que el juez Gómez ha pedido al Tribunal Supremo que impute a la ex primera edil, ahora senadora y por ellos aforada».

También habló al respecto el secretario general de Podem València, Jaime Paulino, quien aseguró que «Alfonso Grau, acumula imputaciones por el caso Noós y ahora por el caso Taula. Cada vez está más claro que el PP de Valencia se presentaba a la elecciones con sus cuentas manchadas de dinero negro». Y censuró que mientras, «Rita Barberá permanece en el Senado y el Comité Ejecutivo del Partido Popular».

El concejal del PP Alfonso Novo, también investigado a partir de la operación Taula, mostró «absoluto respeto» por la decisión del juez de imputar a a Alfonso Grau.