Las Provincias

PP y Ciudadanos se alían para tener una posición única en RTVV y el Jurídic Consultiu

Isabel Bonig conversa con el conseller Vicent Soler en la diputación permanente de la semana pasada.
Isabel Bonig conversa con el conseller Vicent Soler en la diputación permanente de la semana pasada. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas
  • Sin los votos de ambos partidos el tripartito no tiene apoyos suficientes para sacar adelante ninguna de las dos negociaciones

Ciudadanos y el PP valenciano van a ir de la mano. Lo verbalizarán con meridiana claridad en la reunión de la junta de portavoces que se celebra hoy en Les Corts. Alexis Marí e Isabel Bonig mantendrán una posición única en los dos procesos de negociación abiertos en el Parlamento valenciano en este momento: la aprobación del consejo rector que debe dirigir la nueva RTVV y la renovación de los seis miembros del Consell Jurídic Consultiu (CJC). La posición conjunta de ambos partidos, dado que uno y otro acuerdo requieren de una mayoría cualificada, implica que el tripartito que forman PSPV, Compromís y Podemos no podrán sacarlos adelante sin el apoyo de esas dos formaciones.

La decisión de mantener una posición única se concretó ayer en una reunión con presencia de responsables del PP valenciano y de la formación naranja. Un giro a la estrategia que habrían protagonizado ambos a lo largo del primer año de legislatura, y que les había hecho trabajar en más ocasiones de espaldas que de la mano -Ciudadanos llegó a votar en más ocasiones con el tripartito que con el PPCV-. Unidos, los 31 diputados del PPCV y los 13 de Ciudadanos suman un total de 44 escaños. Y eso significa que el tripartito no puede sacar adelante sin su apoyo ninguna iniciativa que requiera de una mayoría cualificada (66 diputados la de dos tercios, y 60 la de tres quintos).

¿En qué se traduce esta colaboración? El portavoz socialista de Les Corts, Manuel Mata, tiene previsto trasladar hoy al resto de grupos parlamentarios su oferta para desbloquear la renovación del consejo asesor de la nueva RTVV. La negociación saltó por los aires el pasado mes de julio, cuando Ciudadanos descubrió que el nombre propuesto por los socialistas para presidir este órgano, Josep López, mantenía una relación familiar con un destacado dirigente de ese partido. El anuncio de Podemos y Compromís de vetar a Maite Fernández, una de las consejeras propuestas por el PP, terminó de bloquear la negociación.

Mata ha sondeado ya a los portavoces parlamentarios con un nuevo candidato a la presidencia -López no formará parte de este órgano, tal y como ya avanzó este diario y el portavoz socialista ha tenido que emplearse a fondo para encontrar un nuevo aspirante-, aunque ha trasladado, al mismo tiempo, que su partido tampoco apoyará ahora a Fernández. El PP, que reúne hoy a su comité de dirección para fijar posición respecto a este asunto, parece decantarse por la negativa a aceptar ese veto, al entender que lo que el PSPV pretende es trasladar la imagen de que no es el único que tiene que rectificar para aprobar el consejo. Si los populares no ceden, los socialistas están dispuestos a sacar adelante el consejo y dejar fuera -no votarla- a la candidata popular.

En este contexto es en el que se sitúa la reunión mantenida ayer. Los responsables del PPCV y Ciudadanos vinieron a coincidir en que si el tripartito quiere imponer vetos en el consejo de la nueva televisión, los dos partidos reclaman su derecho a ejercerlo de la misma manera. «No se trata de hablar de nombres, sino de si se puede o no vetar», señaló una fuente popular, que vino a poner el ejemplo de que, en este caso, su partido podría vetar la candidatura de Rafa Xambó. Y si el tripartito se niega, la decisión pasaría por no apoyar el consejo y no votarlo en la Cámara.

La posición conjunta de PP y C's resulta clave para mover ficha en esta negociación. Sin los votos de estos partidos, el tripartito no dispone de la mayoría cualificada necesaria para que el Parlamento apruebe el consejo asesor. Fuentes socialistas deslizaron ayer que si los populares y la formación naranja mantienen esta posición, estarán forzando un bloqueo de la nueva televisión de la que serán responsables «a los ojos de todos los que queremos un medio de comunicación público y en valenciano».

Con el Consejo Jurídico Consultivo ocurre otro tanto. La renovación de este órgano prevé que tres consejeros sean propuestos por el Consell, y los otros tres por Les Corts. El PSPV quiere dejar en este segundo grupo a PP, C's y Podemos. Pero los populares y la formación naranja consideran que el partido que lidera Antonio Montiel -y que ha coqueteado en los últimos meses con su incorporación al Gobierno valenciano- ya apoya al Consell y su representante debería de salir del cupo que propone el Ejecutivo.

Las fuentes del PPCV consultadas por este diario remarcaron ayer que el partido también debe de considerar cuál debe de ser su posición en una negociación con el partido del «no es no», en alusión a la cantinela repetida por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para impedir la investidura de Mariano Rajoy.