Las Provincias

La búsqueda de Diana Quer por Europa se extiende a Polonia y Grecia

El padre de la joven desaparecida, Juan Carlos Quer, atiende a los medios de comunicación. :: efe
El padre de la joven desaparecida, Juan Carlos Quer, atiende a los medios de comunicación. :: efe
  • El padre de la joven desaparecida reconoce que algunas de sus amistades «podían estar bordeando la ley»

La alerta internacional en la búsqueda de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida hace dos semanas en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), se extendió desde ayer a Polonia y Grecia, según informaron fuentes de la asociación Sos Desaparecidos. Durante el fin de semana, este colectivo trasladó la alerta a Portugal, Francia, Suiza y Bélgica, países en los que cuenta con delegación.

A continuación, según explicó el presidente de Sos Desaparecidos, Joaquín Amills, se dio traslado del aviso a Italia, donde la asociación tiene un convenio con otro colectivo, y ahora el cartel de 'se busca' se ha difundido por redes sociales en Polonia y Grecia, también a través de otros grupos.

Amills apuntó que este es el protocolo que la asociación sigue para casos como este, en el que ya van más de dos semanas desde la desaparición (Diana Quer fue vista por última vez en la madrugada del 21 de agosto al regresar de unas fiestas) y cabe la posibilidad de que la chica se encuentre en cualquier punto de España, e incluso de Europa.

Al respecto, este portavoz precisó que ello no quiere decir que haya indicios de que se halle en el extranjero, y añadió que, de hecho, no hay «nada claro» en el caso, bajo secreto de sumario. La familia fue informada de que se activaría la alerta internacional y no se opuso.

Precisamente fue Juan Carlos Quer, el padre de la joven desaparecida, quien se pronunció ayer ante los medios de comunicación. Declaró que «jamás hubiera llegado a pensar» que sus dos hijas «tuvieran entre sus amistades a algunas personas» y que en estos momentos la Guardia Civil está tomando declaración a gente que «podían estar bordeando la ley» y que tienen una relación muy estrecha con ambas.

«No era lo que le tocaba a mis hijas, desafortunadamente, pero estaban en su entorno», afirmó el padre en el programa Espejo Público de la cadena Antena 3. Juan Carlos Quer, que no vive con sus hijas desde que se divorció de su esposa Diana López-Pinel hace cuatro años, desveló que habló con su hija antes de que se desapareciera por un «conflicto familiar».

El padre afirmó que su hija menor, Valeria, de 16 años, le dijo que antes de que Diana desapareciese «había tensión» y que «no estaba pasando el mejor momento». La mayor de sus hijas se encontraba «en una situación vulnerable» y por ello pudo llegar a «cometer imprudencias que en circunstancias normales no las haría». Señaló que no parecía que Diana tuviera una depresión y descaró que su ausencia se trate de «una chiquillada». Tiene «la confianza de que aparezca y aparezca bien». «Diana, vas a salir de esto, hay mucha gente detrás que te está apoyando», fue el mensaje que le mandó ante las cámaras.

Continúa en marcha el operativo de búsqueda que coordina la Guardia Civil, con investigación de objetos personales de la joven como su móvil y su ordenador y toma de declaración de testigos. En este contexto, pero sin tener relación directa con la desaparición, la custodia de la hermana menor de Diana Quer le fue retirada a la madre, y el padre lamentó que la decisión llegaba «muy tarde».