Las Provincias
Rafael Climent, un filólogo para un nuevo modelo económico

Rafael Climent, un filólogo para un nuevo modelo económico

  • Asegura que siempre le han gustado las matemáticas y ha sido alcalde de Muro d'Alcoi

El alcalde de Muro de Alcoi (Alicante), Rafa Climent, profesor que estudió Filología Clásica en la Universitat de València al que siempre le han gustado las matemáticas, es el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo del gobierno valenciano dirigido por Ximo Puig.

Climent, vecino de Muro de Alcoi y de 55 años, empezó a trabajar a los 10 años en un restaurante los fines de semana para ayudar a pagar las deudas de su casa y a los 12 comenzó a estudiar en el seminario de Xátiva sin dejar su ocupación laboral, tal como narra en su blog.

A los 18 años optó por estudiar Filología Clásica en la Universitat de Valància y fue profesor en un instituto de Albaida, aunque lo que más le ha gustado siempre son las matemáticas.

Casado a los 18 años y con dos hijas, inició su trayectoria política en 1995, en las elecciones locales por Unitat del Poble Valencià de su localidad natal donde estuvo trabajando en la oposición.

En 1999, concurrió a las elecciones como cabeza de lista del Bloc Nacionalista Valencià y obtuvo la alcaldía. En 2003 y 2007 ganó con mayoría absoluta y en 2011 volvió a ser primer edil pero esta vez de nuevo en minoría.

En 2008 se presentó a las elecciones generales por el Bloc-Iniciativa-Verds por la circunscripción de Alicante pero no obtuvo representación y desde 2011 era el representante de la coalición Compromís en la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y desde febrero de 2012, presidente de la Mancomunitat de L'Alcoià-Comtat.

Climent, que ha vuelto a ser alcalde tras la últimas elecciones municipales, en el saluda de la página web del Ayuntamiento apuesta por una administración dinámica y moderna, capaz de atender las necesidades de la población y sus visitantes.

Defensor de la Economía del Bien Común cuya acción se basa en el respeto a las personas y al territorio, aboga por que la información sea pública y fomente los valores de cooperación, solidaridad, confianza y justicia social, entre otras.

Asegura que el éxito económico no es monetario, ya que el dinero es un instumento, no el objetivo, sino que tiene que ser social, ecológico, democrático y solidario.