Las Provincias

Garzón afirma que el cambio en Grecia debe continuar en el resto de Europa

El diputado de Izquierda Unida y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón.
El diputado de Izquierda Unida y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón. / Efe
  • "Las elecciones le han dado la vuelta a la tortilla en un país que parecía que nunca podía volver a hacerlo porque durante muchos años gobernaron los de siempre", asegura el diputado de Izquierda Unida y candidato a la Presidencia del Gobierno

El diputado de Izquierda Unida y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha afirmado que el cambio que comenzó el pasado domingo en Grecia con la victoria de Syriza en las elecciones del país heleno, debe continuar ahora en el resto de Europa.

"Las elecciones le han dado la vuelta a la tortilla en un país que parecía que nunca podía volver a hacerlo porque durante muchos años gobernaron los de siempre y, sin embargo, el domingo se cambió esa realidad y una coalición de izquierda como Syriza pudo poner en marcha un programa ilusionante".

Durante una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria, Garzón añadió que el nuevo Gobierno de Grecia va a empezar a hacer políticas de otra forma y pensando en la mayoría social. "Y eso que ha empezado en Grecia --matizó-- debería continuar en el resto de Europa".

Agregó que lo que estaba en juego el pasado domingo no era solamente un Gobierno, sino que se disputó un nuevo orden social, ya que, dijo, la élite política y económica de la UE está construyendo un nuevo orden social "regresivo" con bajada de salarios y con una situación de contratos por hora "que ya está implantándose en España".

Respecto al pacto de Syriza con el partido derechista Griegos Independientes (Anel), explicó que el partido comunista griego no iba a prestar ningún tipo de apoyo a Syriza, "al considera un enemigo", y que el resto de formaciones apoyaban el programa de austeridad.

"Finalmente, se han visto forzados a buscar el apoyo de un partido conservador. El único punto que comparten es frenar las políticas de austeridad y frenar el pago de la deuda", declaró.

Sobre el hecho de que no haya mujeres en el nuevo ejecutivo heleno, Garzón señaló que es algo "indignante", ya que los países hay que construirlos con hombres y con mujeres.

"Es sospechoso que no haya ninguna mujer. Es una situación muy incómoda, pero lo cierto es que, desgraciadamente, se explica porque la sociedad griega es profundamente conservadora", concluyó.