Las Provincias

José Luis Núñez sale de prisión para pasar las Navidades en casa

vídeo

Núñez, abandonando la prisión de Quatre Camins de Barcelona. / Efe

  • El empresario y expresidente del Fútbol Club Barcelona ingresó en la cárcel el pasado 16 de noviembre para cumplir una condena de dos años y dos meses

El empresario y expresidente del Fútbol Club Barcelona José Luis Núñez ha abandonado poco después de las 13.00 horas de hoy la prisión de Quatre Camins de Barcelona, donde cumple condena por el caso Hacienda', después de que se le hayan concedido los permisos para pasar en casa la Navidad.

El expresidente del Fútbol Club Barcelona ingresó en prisión el pasado 16 de noviembre, junto a su hijo José Luis Núñez y Navarro, para cumplir una condena de dos años y dos meses de cárcel impuesta por el Tribunal Supremo, con lo que han pasado 40 días en prisión.

El 'caso Hacienda' destapó los sobornos de Núñez a inspectores para que hicieran la vista gorda en sus inspecciones a las empresas de su grupo empresarial inmobiliario, Núñez y Navarro.

El tercer grado penitenciario les ha sido concedido por el servicio de clasificación de la subdirección general del Departamento de Justicia de la Generalitat a propuesta de la Junta de Tratamiento de Quatre Camins. Esta clasificación penitenciaria permite a los reclusos poder salir de prisión durante las Navidades (del 24 al 29 de diciembre), como es el caso, y fines de semana y dormir sólo en la cárcel los días lectivos. Normalmente, los reclusos con el tercer grado acaban de cumplir sus condenas en centros abiertos.

Módulo aislado

Para la concesión de este tercer grado, la Junta de Tratamiento ha valorado el hecho de que los dos Núñez han pagado la multa que se les impuso y que no han reincidido, además del hecho de que los sucesos investigados se produjeron hace año 25 años.

Núñez y su hijo han salido de la cárcel de Quatre Camins en un coche conducido por el hijo menor del expresidente del Barça, Josep María, que fue el encargado también de acompañarlos el día que ingresaron en prisión.

Padre e hijo han compartido celda en el Departamento de Medidas de Seguridad de Quatre Camins, un módulo aislado del resto del centro penitenciario en principio reservado para jueces y miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad condenados.