Las Provincias

Susana Díaz.
Susana Díaz. / Ismael Herrero (Efe)

Susana Díaz reconoce su «ambición» pero asegura que si el tren para liderar el PSOE no vuelve, no pasa nada

  • La presidenta de la Junta de Andalucía dice que apoya al secretario general porque es una "persona de partido" y elude los elogios a Pedro Sánchez

La consigna era no "colaborar" a que el único mensaje del PSOE que llegue a la gente sea el del debate interno, pero la "sinceridad" de la que hace gala Susana Díaz ha podido más que el afán de ser políticamente correcta ante la batería de preguntas que ha recibido esta mañana en un desayuno informativo, en Toledo. Una claro, ha sido la de si aspira a ser la líder nacional del partido. Y la presidenta de la Junta de Andalucía no se ha andado con remilgos. "En política hay que ser sincero -ha insistido-; yo tengo ambición por cambiar las cosas, y tener la confianza de la gente es a lo que uno aspira , pero sin preocupación, es decir, que no me importa, que si en la estación me quedo, pues en la estación me quedo y si pasa otro tren ya se verá".

La analogía ferroviaria venía a cuento de la situación que ahora vive el primer partido de la oposición, con un continuo runrún de fondo, especialmente intenso en Andalucía (la federación más poderosa del partido) pero también en otros ámbitos, en los que se cuestionan las capacidades de Pedro Sánchez para dirigir a los socialistas y ser su candidato a la presidencia del Gobierno. Díaz se ha sacudido cualquier intención dominadora. "Yo ya pude ser secretaria general el pasado verano. O no, porque quizá no me habrían votado mis compañeros -se ha corregido - El tren pasó y ahora ya no me preocupa. Y si vuelve a pasar el tren, pues ya se verá. Y si no pasa, pues no pasa nada. Si yo no tengo ningún problema por eso".

No es la primera vez que dice lo mismo. Pero la presentadora le ha apretado aún más al decirle: "entonces, está usted en la estación". Y ha sido ahí cuando ha admitido su "ambición" controlada. Una ambición que, por otro lado, alimentan muchos en su entorno. Díaz ha asegurado también, que "el secretario general del PSOE siempre ha tenido el apoyo de los socialistas andaluces" porque es algo que llevan en el "ADN" pero en ningún momento ha pronunciado el nombre de Pedro Sánchez. Es más, ha hecho hincapié en que ese apoyo se debe a que ella es "un persona de partido", es decir, que no lo ha ligado ese a ningún tipo de confianza en las aptitudes del hombre al que sirvió en bandeja las riendas del partido este verano..

"Primero está mi país -ha remarcado- y mi tierra, Andalucía, y después está el PSOE. Pero soy una mujer del partido y siempre el secretario general del PSOE va a tener mi apoyo. Y él sabe que cuando haya cosas que no me gusten se las diré. A él y a todo el mundo". "Él sabe -ha insistido- que no hay nada más importante en las relaciones humanas que la sinceridad".