Las Provincias

Aznar pide atajar la corrupción y alerta contra el «nacionalismo radical» y «el populismo»

El expresidente del Gobierno José María Aznar
El expresidente del Gobierno José María Aznar / EFE
  • El expresidente del Gobierno ha advertido de que si arraigan "el fracaso está servido"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha hecho hoy un llamamiento a "atajar la corrupción" en España y a evitar que cuaje en el país "el nacionalismo radical" o bien el "populismo", porque si arraigan, ha advertido, "el fracaso está servido".

Aznar ha participado en la apertura del seminario internacional organizado en Barcelona por el Grupo de Líderes Empresariales (LIDE) de Brasil, que preside Joao Doria Jr., un foro que ha reunido a unos 250 empresarios brasileños y españoles.

En primer lugar, el presidente de honor del PP ha subrayado que la corrupción "siempre menoscaba la democracia y debe ser atajada decididamente en cualquier circunstancia".

"Aplicar la ley y exigir responsabilidades es muy importante", ha afirmado, a la vez que ha advertido de que una "hiperregulación", es decir, un excesivo control de la vida pública para evitar actuaciones corruptas, lo único que puede hacer es favorecer la corrupción.

"Si usted hace prácticamente imposible que una persona inteligente pueda dedicarse a la política, entonces está favoreciendo la corrupción. Se trata de actuar con transparencia, responsabilidad y hacer que quien incurre en una ilegalidad, la justicia se encargue de él", ha manifestado.

Por otra parte, un día antes de que Mariano Rajoy visite Cataluña, Aznar también se ha referido implícitamente a la deriva soberanista del presidente catalán, Artur Mas.

"Cuando alguien propone la independencia para Cataluña y usa las instituciones de donde recibe la legitimidad, no para respetar la Constitución, sino para vulnerarla, no solo comete un error político, sino una grave deslealtad y pone en peligro las bases fundamentales de la convivencia entre españoles", ha advertido.

A su juicio, "no hay término medio entre la ruptura de un país y la continuidad histórica de un país", ha asegurado Aznar , que ha hecho una apelación al "fortalecimiento del Estado", sin entrar en más detalles, y ha añadido: "Cuando se lleva la política a esos límites, la acción tiene que ser muy clara".

Asimismo, en un momento en que en el conjunto del España las encuestas auguran la entrada con fuerza de Podemos en el Congreso, Aznar ha prevenido "contra las olas de populismo que buscan que existan arcángeles en la vida pública en lugar de seres humanos" porque "pueden traer más problemas que ventajas".

A su entender, apostar por "la lucha de clases" o bien el nacionalismo radical", "al ritmo que se mueve en mundo", supone derivar en un fracaso "rápido y extraordinariamente doloroso". Ante un auditorio formado por empresarios brasileños y españoles, el presidente de honor del PP ha defendido la austeridad y la ortodoxia económica como garantía de éxito de un país, y ha puesto como ejemplo de ello a Brasil.

Asimismo, ha comentado que la apuesta de España por Brasil es "mérito" de su etapa de Gobierno y ha reivindicado que el país iberoamericano "necesita un segundo impulso reformista" que le permita forjar las grandes mayorías del pasado y enviar al mundo un claro mensaje de credibilidad, responsabilidad y voluntad y decisión de ser un verdadero actor global.

Este foro ha reunido al ministro del Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Mauro Borges; al embajador de España en Brasil, Manuel De la Cámara; el de Brasil en España, Paulo César; o bien a personalidades como el exvicepresidente Narcís Serra o empresarios como el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés.

También han participado en el foro, que permitirá establecer contactos a empresarios de ambos países, la directora general de Turespaña, Marta Blanco, y el consejero delegado del ICEX, Francisco Garzón. El ministro de Aviación Civil de Brasil, Wellington Moreira Franco, ha expuesto el programa que ha impulsado su gobierno para que el 95 % de los ciudadanos tenga un aeropuerto a menos de 100 kilómetros de distancia de su población.

Moreira Franco ha asegurado que la actual red aeroportuaria brasileña es "absolutamente insuficiente" y que el objetivo es que en los próximos años haya en el país 270 aeropuertos regionales. Por su parte, el consejero delegado del ICEX, Francisco Garzón, ha animado a las empresas brasileñas a instalarse en España con el argumento de que este país es la "puerta de entrada" al mercado europeo y ha destacado que sus costes laborales son inferiores a la media europea.

En clave turística, la directora general de Turespaña, Marta Blanco, ha asegurado que Brasil es un mercado "prioritario" para España, en parte por el nivel de gasto de sus ciudadanos cuando viajan al extranjero.