Las Provincias

La Guardia Civil traslada a Granados y Marjaliza a los juzgados de guardia

Un furgón de la Guardia Civil entra esta mañana en la Audiencia Nacional
Un furgón de la Guardia Civil entra esta mañana en la Audiencia Nacional / Efe
  • Sus mujeres habían presentado un 'habeas corpus' al entender que la prórroga de sus detenciones es ilegal

El juzgado de instrucción número 2 de Majadahonda ha rechazado esta madrugada excarcelar al exconsejero madrileño Francisco Granados, detenido en la trama de corrupción destapada en la operación Púnica, por lo que en las próximas horas prestará declaración en la Audiencia Nacional.

La Guardia Civil trasladó ante los jueces de guardia de las localidades madrileñas de Majadahonda y Colmenar Viejo al exvicepresidente madrileño Francisco Granados y al empresario David Marjaliza, después de que sus esposas hayan presentado en esas sedes judiciales sendos ‘habeas corpus’ en los que reclaman la inmediata puesta en libertad de sus maridos al entender que es ilegal la prorroga de su detención a manos de la Guardia Civil.

María Nieves Alarcón, mujer del exdirigente del PP, y Adela Cuba, esposa de Marjaliza, han tomando la decisión de personarse en los juzgados después de conocer la intención del magistrado Eloy Velasco de posponer hasta el viernes por la mañana el interrogatorio de los dos supuestos cabecillas de la red corrupta Púnica, ya que los interrogatorios de los quince detenidos que han pasado hoy por la Audiencia Nacional se han alargado más de lo previsto.

Según la defensa de ambos imputados, Velasco solo prorrogó la detención hasta las 9:00 horas de este jueves, 72 horas después de sus arrestos el lunes.

El hecho de presentar los 'habeas corpus' Majadahonda y Colmenar Viejo se debe a que son los juzgados más cercanos de las dependencias de la Guardia Civil de Las Rozas y Tres Cantos, donde siguen en los calabozos el exmano derecha de Esperanza Aguirre y el ‘conseguidor’ más importante de la red corrupta.