Las Provincias

La CUP exige votar el 9N: «No podemos retroceder. Es inamovible»

Simpatizantes y militantes de la CUP (Candidatura d'Unitat Popular), durante la concentración convocada en la plaza de Sant Jaume de Barcelona
Simpatizantes y militantes de la CUP (Candidatura d'Unitat Popular), durante la concentración convocada en la plaza de Sant Jaume de Barcelona / Efe
  • Rechaza unas plebiscitarias y pide a los partidos volver a la negociación para reflotar la consulta

El diputado de la CUP en el Parlament Quim Arrufat ha exigido este martes a medianoche que la consulta del 9 de noviembre se celebre como se había planteado, y avisa de que su formación no aceptará procesos participativos alternativos ni elecciones plebiscitarias.

"No podemos retroceder con el 9N. El 9N es inamovible. No podemos fallar a nuestra gente, no a la de la CUP , sino a toda la gente que se ha movilizado", ha declarado a los periodistas justo antes de una asamblea abierta del partido en la plaza Sant Jaume de Barcelona --ante la Generalitat-- para explicar los resultados de la cumbre de partidos proconsulta de este lunes, con lo que ha congregado a 200 personas.

Arrufat ha pedido al Govern y al resto de partidos volver a la mesa de negociaciones con el objetivo de sacar las urnas a la calle el 9 de noviembre tal y como pactaron los partidos en diciembre de 2013: "Hace falta madurez política por parte de todos y dejar los tacticismos".

El líder independentista ha cargado de forma especial contra CiU y el Govern, a los que ha acusado de apropiarse el proceso soberanista: "La consulta pende de un hilo porque se la ha adjudicado una sola de las partes, que no es garantía de que votemos el 9N".

"Nos negamos a dar el proceso por cerrado, nos negamos a dejarlo en manos de un solo actor. No se ha acabado nada. Insistiremos en que hay que volver a la mesa de negociaciones a pactar y a acordar", ha defendido.