Las Provincias

Anticorrupción no se cree la versión de la herencia de Pujol

vídeo

Jordi Pujol. / Efe | Vídeo: Ep

  • La Fiscalía asegura que la regularización no impide abrir una investigación sobre el origen de la fortuna del clan

Anticorrupción no se cree la versión de la herencia de Jordi Pujol. En un escrito remitido a la Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona -el que investiga al expresident y a su esposa, Marta Ferrusola, tras la denuncia de Manos Limpias- la Fiscalía se muestra favorable a abrir una investigación en profundidad sobre el dinero del clan el extranjero, al considerar que el origen de esos fondos podría ser "ilícito" y no fruto de la herencia que Pujol, en su confesión del 25 de julio, dijo haber recibido de su padre, Florenci.

Esa versión, entiende el fiscal Alejandro Luzón, presenta "lagunas" y "contradicciones", "habida cuenta de que la vaga explicación de la procedencia de una herencia no resulta del todo plausible, al presentar tanto lagunas como contradicciones", insiste el Ministerio Público, que recuerda que ni Pujol ni su familia han aportado "documentación legal de la herencia", pese a que la juez que investiga el caso les requirió el testamento de Florenci Pujol.

Luzón, en la contestación al recurso de reforma del matrimonio imputado por fraude fiscal, blanqueo y otros ilícitos, sostiene que, a pesar de que Ferrusola y sus hijos, Marta, Pere y Mireia regularizaron "correctamente" fondos procedentes del extranjero, esto no excluye que se pueda seguir investigando el origen real de la fortuna que el expresident afirma que es fruto de una herencia no declarada durante más de tres décadas.

Cuentas regularizadas

Esa regularización, insiste Luzón, no es "una legalización automática de los fondos". Anticorrupción insiste en que el clan debe ser investigado por un delito contra la Hacienda Pública, pues las cantidades que regularizaron a través del Banco de Madrid superan con creces los 120.000 euros, cantidad mínima para hablar de delitos fiscales, según el Código Penal.

Otro de los motivos que el fiscal esgrime para dudar del origen de los fondos de los Pujol es que los importes de las transferencias recibidas en las cuentas que la familia del expresidente catalán abrió en Banca Privada de Andorra en 2010 "no parecen coincidir con los ingresos de las segundas", constituidas en 2012.

“No se puede permanecer inactivos a la vista de un patrimonio que no puede corresponderse con las fuentes lícitas de renta conocidas de estas personas", concluye Luzón