Las Provincias

CiU se queja de las «amenazas» del Gobierno y Santamaría replica que la ley es democracia

Pere Macias.
Pere Macias. / Efe
  • Acusan al Ejecutivo de ofrecer como única respuesta la prohibición de la consulta soberanista del 9 de noviembre, la "amenaza" de retirar la autonomía o de "intensificar la represión" sobre el modelo educativo catalán

El portavoz de CiU en el Congreso Pere Macias ha acusado al Gobierno de responder a la Diada catalana y los ciudadanos que se manifestaron con "amenazas" y con la ley, a lo que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, le ha respondido que donde CiU "sólo ve legalidad" el Ejecutivo y una mayoría de españoles ven "democracia".

Macias ha preguntado a Santamaría en la sesión de control al Gobierno en el Congreso qué conclusiones saca de la manifestación de la 'Diada' en Barcelona a favor de la independencia de Cataluña. El diputado nacionalista ha acusado al Ejecutivo de ofrecer como única respuesta la prohibición de la consulta soberanista del 9 de noviembre, la "amenaza" de retirar la autonomía a la Generalitat o de "intensificar la represión" sobre el modelo educativo catalán.

"¿Cree que el inmovilismo, acoso y derribo, anular las competencias, va a surtir algún efecto? Le invito a no temer la más radical manifestación de la democracia, las urnas", ha dicho el portavoz, que ha querido subrayar el contraste a su juicio "espectacular" con la reacción del Gobierno británico frente a Escocia, basado en que "la democracia es convencer, no vencer".

Sáenz de Santamaría ha subrayado que la ley es democracia y que la obligación de cualquier gobierno es cumplirla y hacerla cumplir, además de "trabajar por no dividir y por sumar esfuerzos". Y ha reiterado la posición conocida del Gobierno: quien quiera cambiar la ley, la Constitución, tiene unos cauces para ello.

Y ha añadido que el debate en Escocia no se hubieran producido de contar con la descentralización española y las competencias de que disfrutan Cataluña y el País Vasco.

Votar y respetar lo que se vota

La vicepresidenta ha insistido en que la consulta del 9 de noviembre no puede ser legal porque no la contempla la Constitución y que así lo han entendido también algunos miembros del Consejo de Garantías Estatutarias catalán, que ven la propuesta contraria a la Carta Magna pero también al Estatuto de Autonomía aprobado por el Parlament y por los ciudadanos en referéndum. "Votar es importante, pero especialmente respetar lo que se ha votado", ha agregado.

Santamaría ha agregado por último que "dividir nunca es la solución" y que es lo que se hace con los ciudadanos catalanes cuando "se les hace elegir entre legalidad" y consulta.