Las Provincias

Interior admite que la ley no es «muy explícita» sobre las vallas de Ceuta y Melilla

La valla de Melillla. Reuters
La valla de Melillla. Reuters
  • El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, insiste en que la forma de actuar de la Guardia Civil en estas fronteras se ajusta "absolutamente a la legalidad"

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha asegurado hoy que la ley de extranjería "podría ser más explícita" en su regulación sobre la inmigración de Ceuta y Melilla, aunque ha dejado claro que la forma de actuar de la Guardia Civil en estas fronteras se ajusta "absolutamente a la legalidad".

Tras inaugurar un seminario sobre ciberdelincuencia en la Dirección General de la Guardia Civil, el número dos de Interior se ha referido, en declaraciones a los periodistas, a la imputación del coronel jefe de la Comandancia de Melilla, Ambrosio Martín Villaseñor, por un presunto delito de prevaricación por las llamadas "devoluciones en caliente" de inmigrantes a las autoridades marroquíes.

Aunque ha dicho que respeta la decisión y la investigación, Martínez ha recordado que el trabajo de los agentes en esta frontera es defender y aplicar la ley, es decir, evitar la entrada irregular de personas en España y hacerlo "con la mayor delicadeza y primando la integridad física y la vida de quienes lo intentan".

Para ello, ha explicado, no se puede hacer un rechazo en frontera como se haría en otro lugar, sino que lo que hace la Guardia Civil es "prevalecer la integridad y esperar a que bajen de esa valla y no corran peligro" sin hacer uso de la fuerza.

"En muchos casos hay que esperar a que estén a salvo para llevar a cabo el rechazo en frontera, que no devolución", ha enfatizado el secretario de Estado de Seguridad, antes de dejar claro que esta forma de actuar "se lleva haciendo muchos años" y que esta práctica supone "una aplicación escrupulosa y estricta de la legalidad".

La ley de extranjería podría ser más exhaustiva

No obstante, ha admitido que la ley de extranjería "no es muy explícita" sobre este asunto y "no recoge expresamente el fenómeno del rechazo en frontera", lo que tampoco significa, ha considerado, que esta norma establezca la "ilegalidad de este protocolo".

"¿La ley de extranjería podría ser más exhaustiva en su regulación sobre Ceuta y Melilla? Tal vez sí", se ha preguntado y ha respondido al mismo tiempo Martínez, quien ha dicho que es algo que tendrá que decidir el Gobierno.

En cualquier caso, Martínez ha aclarado que esta ley de extranjería se aplica una vez que se está en territorio español y que el protocolo de actuación que se sigue en Melilla responde a un rechazo en frontera, lo que significa que no se llega a aplicar la normativa, sino que se "evita la entrada de inmigrantes teniendo en cuenta la protección de la vida y la integridad de esas personas".