Las Provincias

Rajoy promete «una guerra sin cuartel» contra el paro

vídeo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / EFE | Europa Press

  • El presidente del Gobierno y líder del PP abre el curso político por noveno año consecutivo en el castillo de Soutomaior

  • Asegura que hablarán con el resto de partidos del aforamiento y la regulación de indultos, de los procesos penales y las responsabilidades públicas

  • "El presidente no puede consentir que nadie viole la ley", dice en referencia a Cataluña

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado que España está "en disposición de plantear una guerra sin cuartel contra el paro" y ha prometido "no bajar la guardia" y seguir trabajando para reducir el desempleo.

También ha augurado que el final del curso político que empieza ahora España estará "mucho mejor", y se ha comprometido a "seguir trabajando" para que esa mejora "se consolide en el tiempo", permita crear empleo y "llegue a todos los españoles".

Así ha comenzado Rajoy su discurso en el tradicional acto de apertura del curso en Soutomaior, donde ha agradecido el esfuerzo hecho estos años tanto por los responsables de las distintas administraciones como por los ciudadanos y ha señalado que "España está quemando etapas en la recuperación", pero también ha asegurado que no dejará que queden "atrás" los que aún sufren el desempleo.

Elección directa de alcaldes

Para el próximo curso político, el líder popular ha asegurado que hablarán del aforamiento y la regulación de indultos, de los procesos penales y las responsabilidades públicas, y buscará un gran acuerdo para limitar los gastos de las campañas electorales.

Asimismo se ha referido al debate abierto sobre la reforma de la ley electoral para promover la elección directa de los alcaldes, una posibilidad en su opinión para "fortalecer el vínculo democrático". "Claro que vamos a hablar de eso", ha advertido.

Cataluña

En referencia a Cataluña, -aunque no la ha nombrado- Rajoy ha asegurado ante los presentes que "la ley por encima de todo", por lo que "todos" están "obligados a cumplirla": "Lo que es de todos, y España es de todos, se decide entre todos", ha zanjado.

Asimismo, el líder del PP ha confesado que es "partidario de hablar", pero ha asegurado que "el presidente no puede consentir que nadie viole la ley". "Y yo no lo voy a consentir", ha sentenciado.