La gasolinera del patito donde detuvieron a Puigdemont

La gasolinera alemana donde detuvieron al expresidente catalán Carles Puigdemont./
La gasolinera alemana donde detuvieron al expresidente catalán Carles Puigdemont.

Bromas y reseñas en tono humorístico ante la peculiar estética de la estación de servicio alemana donde fue arrestado el expresidente catalán

R. D.

La noticia era muy seria: Detenido Carles Puigdemont por la policía germana en un área de servicio de la autopista A-7, a 35 kilómetros de la frontera danesa cuando regresaba a su residencia de Waterloo procedente de Helsinki (Finlandia). Por fin había sido detenido el español más buscado, un político acusado nada menos que del gravísimo delito de rebelión.

La cosa cambió cuando empezaron a circular por internet las fotografías de la gasolinera donde había sido arrestado, en una precisa operación policial y de inteligencia el expresidente catalán. ¿Un patito? ¿En serio? Nada de un apartado, discreto o incluso secreto lugar oculto a los ojos de todos. ¡Una gasolinera con un pato azul gigante en todo lo alto!

Las bromas y burlas corren desde entonces como la pólvora en las redes sociales:

La gasolinera Aral Tankstelle Schuby, que así se llama, se ha hecho famosa y ahora recibe numerosas reseñas en tono humorístico en internet:

«Maravillosa gasolinera. Trato amable y buen servicio. Dicen que aquí un tipo dio un golpe y al minuto 1:55 ya estaba detenido. El Proceso fue muy rápido, eficaz. Pena que no pueda votar más de una vez...»

«Excelente gasolinera, trato muy correcto, sobre todo a los delincuentes fugados de la ley. Muy limpia, con las fregonas dentro de sus cubos, como debe ser. Está a 155 kilómetros de varios lugares, muy buena ubicación. La recomiendo 100%.»

«¡Gasolinera y Comisaría de Policía a la vez! Después de un viaje 'fugaz' de 155 km puedes disfrutar de una buena detención in situ. La gasolina bien y de buena calidad a 1,55€ el litro.»

La mascota de la gasolinera Aral Tankstelle Schuby.
La mascota de la gasolinera Aral Tankstelle Schuby.

«Un sitio fantástico, muy independiente. Si vas a las 1:55 horas tienes premio. Ojo, sólo es un buen sitio si no eres un delincuente tolondras que se cree inteligente, si lo eres mejor echa gasolina en Bruselas.»

«¡Excelente servicio! Amplio aparcamiento. Si eres el cliente 155 te regalan una semana de estancia en Neumünster con gastos pagados y entras en el sorteo de una plaza en Soto del Real bajo el magnífico sol de España. Tienen servicio de revelado fotográfico para inmortalizar el encuentro.»

«Parada obligatoria después de tirarme 155 kilómetros seguidos sin parar. Huyendo de España, en busca de mi fregona, que me la deje en Bélgica. Es una historia muy bonita y larga. ¡Qué trato tan bueno! ¡La recomiendo!»

Fotos

Vídeos