Serra da Enciña da Lastra, un Parque Natural lleno de misterio

Serra da Enciña da Lastra, un Parque Natural lleno de misterio

La naturaleza moldea a capricho un paraje salvaje repleto de impresionantes grutas, cuevas y profundos cañones

ÁLVARO ROMERO

La Serra da Enciña da Lastra se sitúa en Ourense, concretamente en la bonita comarca gallega de Valdeorras, al noreste de la provincia. Su belleza y singularidad le valió para que, en el año 2002, fuera declarada Parque Natural. Un espacio moldeado a capricho por la naturaleza que dibuja imponentes grutas, cuevas y profundos cañones, gracias a la erosión del viento y el agua.

Un lugar misterioso encajonado en los valles del río Sil, actor principal entre cumbres de roca caliza, bastante inusuales en la geografía gallega. Con el paso del tiempo el agua diluyó la roca excavando y dando vida a rincones inimaginables, una zona muy demandada por espeleólogos y aficionados que encuentran allí un paraíso, en muchos casos, casi inaccesible.

En tiempos remotos una encina de grandes dimensiones servía de guía a los viajeros en esta tierra de paso situada en el corazón de la Gallaecia romana, de ahí adopta el nombre que perdura hasta la actualidad.

Magia entre la tierra

Los paisajes cársticos marcan la dinámica habitual del paisaje donde decenas de grutas naturales, conocidas por los lugareños como «palas», ponen la magia en el interior la tierra. Entre las estalactitas, estalagmitas y la oscuridad de estos escondrijos se encuentran algunas de las mayores colonias de murciélagos de España.

Los puntos más elevados ofrecen unas vistas maravillosas, alberga varios miradores panorámicos desde donde divisar el paisaje a vista de pájaro. Algunos de los más bellos son el del Alto de Escrita o el de Caprada. Además de naturaleza salvaje, la Sierra de Lastra cuenta con pequeños núcleos urbanos en forma de aldeas. O Real, Oluego, Pardollán, Covas o Biobra son de las más destacadas.

Diversas rutas de senderismo recorren la zona enseñándola en profundidad. La que conecta Vilardesilva y Covas es una de las más hermosas pues discurre por el margen derecho del río Sil mostrando el cañón fluvial y sus gargantas. Por otro lado, la de Penedos de Oluego regala unas vistas impresionantes de las laderas montañosas dibujando un sendero que hace posible conocer a fondo la flora comarcal. Además de estas, existen otras no menos bonitas que cautivan a todo aventurero que hasta allí se acerca.

Flora y fauna endémica

La riqueza natural de la Sierra de Lastra se completa con la gran variedad de especies que conviven en este territorio, una importante diversidad tanto de fauna como de flora, con variedades endémicas propias de la zona. Se caracteriza por ser el territorio más extenso de vegetación mediterránea de Galicia.

Allí la naturaleza alcanza su máximo esplendor entre bosques de encinas, castaños y sauces que comparten el espacio con matorrales, más de 25 especies de orquídea y campos de tomillo silvestre, lavanda y orégano que, reparten sus aromas por aquellos montes.

El Parque Natural es también un importante refugio ornitológico. Las paredes de piedra y los acantilados fluviales sirven de hogar y cobijo para aves de rapiña, águilas reales, halcones peregrinos y alimoches comunes. Acoge la mayor concentración de aves nidificantes de Galicia.

Fotos

Vídeos