Otoño en Finlandia, una explosión de color

Otoño en Finlandia, una explosión de color

El país nórdico se tiñe de tonos rojos, marrones y amarillos con la caída de la hoja, estación perfecta para disfrutar de la naturaleza

ÁLVARO ROMEROMadrid

Al finalizar el verano llega el cambio de temperaturas en el norte de Europa y con él una nueva estación, el otoño. Época del año en la que los campos y los bosques se tiñen de color. Matices rojos, marrones, amarillos y verdes conviven pintando las colinas de Laponia hasta la caída de las primeras nieves.

Se trata de un periodo de silencio, perfecto para relajarse y disfrutar del aire fresco y limpio antes de la llegada del invierno. Pero también es una época para divertirse y disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor, recolectando setas y apreciando bellezas naturales como las auroras boreales o la ruska, así conocen popularmente los lugareños el cambio cromático de las hojas.

Magia en el cielo

A pesar de que la mayoría asocia las auroras con el invierno y la nieve, las estaciones más activas son en realidad el otoño y la primavera, debido a la orientación de la Tierra. Este fenómeno natural presenta generalmente un intenso color verde, aunque en ocasiones sorprende con llamativos tonos rosas, morados o amarillos.

Para avistar auroras boreales es necesaria una completa oscuridad y cielos despejados, y en algunos casos pueden desaparecer tan rápido como aparecen. Para no pasar frío mientras se espera para ver este espectáculo de luz y color, en Nellim, un pintoresco pueblo cerca del lago Inari, los curiosos y turistas pueden alquilar una “Aurora Bubble”, un curioso alojamiento en medio de la naturaleza para una o dos personas. Su techo circular de vidrio permite descubrir sin obstáculos las noches estrelladas de Laponia y avistar auroras boreales. Sin duda un plan único e inolvidable para guardar en el recuerdo.

Un lienzo natural

El color de las hojas de otoño, o ruska para los lugareños, es un fenómeno natural espectacular que pinta los paisajes del norte de Finlandia de tonos intensos y suaves. Cuanto más al norte, más brillantes serán las hojas y más bellos los paisajes.

Los bosques están repletos de bayas y setas comestibles que se pueden recolectar libremente. Los amantes de la aventura no pueden dejar pasar la oportunidad de inscribirte en la conocida como Laponia Classic, un viaje de senderismo inolvidable a través del Parque Nacional Pallas-Yllästunturi, que comienza desde la parte sur del parque y lleva 126 kilómetros al norte de la aldea tradicional de Sami, Hetta. Durante el trayecto, se puede apreciar la naturaleza de la zona y conocer e interactuar con la cultura local, sus costumbres y su gastronomía. Además se puede visitar alguna de sus granjas de renos.

Como un finlandés más

El turista que decida visitar Finlandia en otoño puede sentirse como un lugareño más alojándose en alguna de las cabañas que se reparten por todo el país. Este tipo de construcciones son una institución en el norte de Europa, durante épocas vacacionales los ciudadanos finlandeses se trasladan al campo para disfrutar de la naturaleza y buscar la tranquilidad que aportan este tipo de refugios.

Construidas en madera generalmente se levantan en zonas de excepcional belleza, cerca del mar, lagos o ríos, integrándose a la perfección con el entorno. Sin duda esta es una de las mejores maneras para descubrir los bellos paisajes finlandeses y disfrutar de sus noches limpias y estrelladas. Su atractivo se multiplica en los meses de otoño.

Fotos

Vídeos