San Martín de Valdeiglesias, diversión y naturaleza en la Comunidad de Madrid

Puente medieval de San Martín de Valdeiglesias. /Susana Vera (Reuters)
Puente medieval de San Martín de Valdeiglesias. / Susana Vera (Reuters)

Situado a orillas del embalse de San Juan puede presumir de sus raíces históricas y el rico patrimonio arquitectónico que atesora

ÁLVARO ROMERO

El famoso municipio de San Martín de Valdeiglesias se ubica en la parte suroccidental de la Comunidad de Madrid, concretamente en plena Sierra Oeste, limitando con la provincia de Ávila y a pocos kilómetros de la de Toledo.

Su perfecta situación, en la cuenca del río Alberche y muy cerca del embalse de San Juan, hace que sea un lugar perfecto para realizar una escapada, sobre todo en periodo estival. Son muchos los madrileños que deciden visitar la zona cada fin de semana, pues se encuentra a menos de 70 kilómetros de la capital.

Riqueza patrimonial

La reconquista cristiana de la Península Ibérica marcó un antes y un después en el desarrollo económico y cultural de la zona. En época medieval se construyó el Castillo de la Coracera, una fortaleza defensiva que dominaba el pueblo y su entorno. Su valor histórico y la belleza de sus formas le valieron para ser nombrado Bien de Interés Cultural.

Entre las construcciones históricas destaca el gran número de edificios religiosos que allí se levantan y que también dan nombre al pueblo: “Valdeiglesias”, valle de las iglesias. Entre todos ellos destaca la Iglesia parroquial de San Martín, fechada en el siglo XVI. Además de diferentes ermitas salpicadas por la región: Ermita del Cristo, Ermita del Ecce Homo, Ermita de la Sangre, Ermita de la Salud, Ermita de la Virgen de la Nueva y Ermita del Rosario.

La Plaza Real es el centro del casco histórico de la localidad, alberga el Ayuntamiento y la iglesia. Las casas solariegas y sus antiguos escudos de armas decoran las calles colindantes. San Martín de Valdeiglesias puede presumir también de tener una de las plazas de toros más antiguas de la Comunidad de Madrid, por allí han pasado los mejores toreros.

Se puede completar la visita descubriendo el Bosque Encantado, un singular jardín botánico que alberga más de 500 tipos de plantas y 300 esculturas vegetales. Obras de arte naturales que representan formas de todo tipo, desde objetos hasta animales.

Pantano de San Juan.
Pantano de San Juan.

Denominación de Origen Vino de Madrid

El turismo etnológico es, junto al rural, uno de los pilares económicos de la comarca. Varios fabricantes ofrecen rutas por sus viñedos y bodega con la pertinente cata de vinos y picoteo final. La calidad de la uva local está fuera de toda duda y ha servido para que sus caldos formen parte de la Denominación de Origen Vino de Madrid. Tan solo Navalcarnero, Arganda del Rey y San Martín de Valdeiglesias pueden presumir de ostentar ese título.

Un embalse con mucha vida

Desde abril hasta noviembre se puede disfrutar de multitud de actividades acuáticas en el pantano, conocido popularmente como “la playa de Madrid” fue construido en 1955. Allí se imparten cursos de iniciación en diferentes deportes de agua y se enseñan técnicas que luego se aplican en el mar. Las posibilidades son infinitas y la diversión está asegurada. Este lugar acoge además un bonito puerto deportivo, sede del Real Club Naútico de Madrid.

Fotos

Vídeos