'Torrente' se vuelve feminista

Santiago Segura presenta 'Sin rodeos' junto a Maribel Verdú, Cristina Pedroche, Toni Acosta y Bárbara Santa-Cruz. / lp
Santiago Segura presenta 'Sin rodeos' junto a Maribel Verdú, Cristina Pedroche, Toni Acosta y Bárbara Santa-Cruz. / lp

Santiago Segura dirige 'Sin rodeos', una comedia protagonizada por Maribel Verdú

ALICIA G. ARRIBAS

El actor, productor y director de cine Santiago Segura estrena hoy 'Sin rodeos', una comedia «empoderada», según la califica el cineasta, que «invita a liberarte», y que, por una vez en la historia del creador de la saga 'Torrente', habla directamente a las mujeres. La cinta «genera endorfinas», afirma su protagonista, Maribel Verdú, que charla con Efe junto a Segura sobre la cinta que produce Atresmedia.

El director ha dicho que, «para variar», quería hacer una comedia en la que el público pudiese empatizar con el protagonista, en este caso una mujer que, durante el tiempo que le dura una pócima mágica que se ha tomado, solo dice la verdad de lo que piensa. «Tanto Maribel como yo hemos dicho siempre lo que pensábamos, es más, de jóvenes nos parecía hasta positivo, pero con la edad uno se da cuenta de que nadie quiere oír lo que otro piensa, pero es necesario -considera-, por eso hay que usar filtros».

En cualquier caso, reconoce que hacer una película con esta premisa en su arranque, es «muy liberador, por eso hemos hecho una ficción».

«Y tiene un final que no es ni obvio ni evidente -añade Verdú-. Habla de una mujer que hace cosas que a todos nos gustaría hacer una vez en la vida, pero sin que tuviera repercusiones, es decir, que a esas personas a las que les has dicho la verdad se olviden de que lo has dicho». De ese modo, su personaje hace cosas impensables «porque es muy valiente», dice Verdú, y no por la pócima que un falso gurú le vende para que reaccione a las injusticias de su vida. «Es cuestión de dignidad y de orgullo, y de negarse a que nadie te pase por encima», añade Verdú.

En ese punto, Segura añade que, para mucha gente, «no es fácil» reaccionar como ella, porque «están asustados; la sociedad te va poniendo trabas y, sin querer, te acomodas, aunque tu vida sea una porquería, pero cualquiera dice nada -levanta las cejas-, si podría hasta no tener esta mierda que tengo», resume.

Y tras el serio mensaje filosófico que subyace en la película, el «toque mágico» de Torrente: Paz (Verdú) es una ejecutiva de una agencia de publicidad que su jefe decide «modernizar» ofreciendo su puesto de trabajo a una «influencer» veinte años más joven (Cristina Pedroche).

Un problema que Paz comprueba que no puede compartir con las personas más cercanas porque ninguna, incluidas las que más quiere, siquiera la escuchan. Un día decide dejarse ayudar por un santón (Segura) que le ofrece unas hierbas milenarias que le desinhiben hasta el punto de que sólo dice lo que piensa, «sin rodeos».

O 'Sin filtro', como era el título original de la cinta chilena que dirigió en 2016 Nicolás López, y que ha versionado Segura con un elenco 'torrentiano', es decir, lleno de divertidos cameos y el «rescate» para el cine de una figura popular, aquí, la presentadora Cristina Pedroche, convertida en una youtuber que retransmite con su móvil cada paso que da. «Alicia es un poco más exagerada que yo y tiene bastante maldad, y yo no. Y también tengo muchos seguidores», apunta Pedroche, pero hasta ahí el parecido, asegura. Para Tony Acosta, 'hermana' de Verdú en la película y dueña de un gato al que trata como a un niño, 'Sin rodeos' es «la venganza» de Segura para «todas las mujeres que le echaron tanto en cara que sus novios las llevaran a ver los 'torrentes'».

«Creo que es una película de personas que se hartan», comenta Acosta, que se ríe por lo «exagerados» que son todos los personajes; «pero nos hemos fiado mil por mil de Santiago, que es muy sabio y es actor, lo que hace que te facilite mucho el trabajo».

«Santiago tiene el don de la comedia», abunda Maribel Verdú, aún impresionada de la reacción del público ayer durante el pase anticipado -entre otros cien que se hicieron simultáneamente en diversos puntos de España- ante estudiantes de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. «Parecía una cámara oculta», coincide Segura, feliz de que a los aplausos le siguiera el canto a coro de la canción que cierra la cinta, con Alaska en plano incluida.

Fotos

Vídeos