Testigos de la historia

Castillo de Sagunto. / LP
Castillo de Sagunto. / LP

La Comunitat alberga un buen número de castillos y palacios, muchos de ellos por descubrir para el gran público

VALENCIA.

Se mantienen impávidos al paso de tiempo, con la nobleza que aporta el haber sido testigos de los acontecimientos más importantes de la historia. La Comunitat Valenciana puede presumir de un rico patrimonio histórico, que tiene en casi medio millar de castillos, palacios y casas señoriales el mejor ejemplo. Del norte al sur del territorio, la mayoría de ellos goza hoy de un alto nivel de protección y se muestra al visitante con una oferta cultural y patrimonial que merece la pena conocer.

En Castellón, el de Peñíscola es el castillo más icónico y visitado, pero convive con más de 70 fortalezas que vertebran toda la provincia. El también conocido como Castillo del Papa Luna al haber sido la sede pontificia de Benedicto XIII de Aviñón, está situado en un emplazamiento privilegiado junto al mar y ha servido de escenario a multitud de producciones audiovisuales. La última, el rodaje hace dos años de algunas escenas de la serie 'Juego de Tronos'.

Pero la provincia de Castellón es mucho más. El visitante no debe perderse, por ejemplo el castillo de Morella, que configura la especial morfología de la ciudad y que fue construido en el siglo XIII, con reformas posteriores de las numerosas civilizaciones que han dejado su huella por estas tierras ricas en diversidad. Cada una de sus piedras encierra historias de lucha, defensa, alianzas y conquistas, como también pasa en las fortalezas de Todolella, Onda, Vilafamés, Oropesa del Mar, Jérica, Alcalà de Xivert o Almazora, entre muchas otras.

La provincia de Valencia acoge en su seno más de un centenar de castillos, la gran mayoría de ellos recuperados y dispuestos para que el visitante pueda conocerlos y disfrutarlos. Xàtiva es uno de los más visitados: con una estructura de doble fortaleza, fue durante siglos uno de los puntales de la defensa del Reino de Valencia, hasta que tras la Guerra de Sucesión entró en decadencia. Afortunadamente, tras siglos de deterioro, el conjunto pasó a manos de la Generalitat Valenciana y hoy es uno de los entornos mejor conservados de la provincia.

Fortalezas clave

En Valencia tampoco hay que olvidar fortalezas que fueron clave en otros siglos como las de Albaida, Anna, Ayora, Alaquàs, Sagunto, Cullera, Montesa, Requena, Buñol, Bétera, Benisanó, Paterna, Cofrentes o El Puig, así como restos de antiguos castillos como la Torre de Torrent. Un listado al que se unen casas señoriales y palacios como los que conserva la ciudad de Valencia, entre los que destacan el palacio de los Borja, sede de Les Corts, el palacio gótico de los Català de Variola, el palacio de l'Almirall, del siglo XV, el palacio de Cervelló o el Monasterio de San Miguel de los Reyes, sede de la Biblioteca Valenciana.

Un centenar de castillos se cuentan en la provincia de Alicante, con cinco rutas para poder conocerlos a fondo. Además del Castillo de San Bárbara en la capital alicantina, destacan fortalezas como el Castillo de Biar, el Castell de Guadalest, el Castillo Atalaya de Villena, el Palacio del Marqués de Dos Aguas en Onil o el Castillo de Banyeres, de origen almohade.

Fotos

Vídeos