Ruta por la Valencia monástica, un recorrido con historia

La Catedral de Valencia, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. /Catedrales
La Catedral de Valencia, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. / Catedrales

La ruta comienza en el antiguo Palau Reial y finaliza en el Monasterio de la Santísima Trinidad

NEREA GILValencia

Pasear por las calles y los barrios de la ciudad de Valencia es un plan que se suele realizar diariamente. Pero, esta ciudad posee una serie de rincones que mucha gente no conoce, como es el caso de los lugares que cuentan con la presencia de personajes del pasado, cada uno con una historia distinta. Por ello, a continuación se explica, a partir del libro 'Sor Isabel de Villena y la Valencia monástica', de Daniel Benito Goerlich y editado por el Ayuntamiento de Valencia, una manera diferente de recorrer la ciudad: una ruta para conocer la Valencia monástica.

La ruta

El antiguo Palacio Real, el punto inicial de la ruta. Conocido actualmente como Viveros o Jardines del Real, se trataba de una residencia monárquica derribada en 1810. Durante esa época, eran relevantes sus extensos huertos de verduras y frutas, así como los jardines repletos de jazmín y otras flores que llenaban el lugar de olores indescriptibles. De este palacio, ahora inexistente, únicamente queda la fachada principal del Palacio, con el acceso original formado por dos torres que se pueden visitar en los jardines de Viveros.

Una de las fachadas actuales de los Jardines del Real, antiguamente Palau Reial.
Una de las fachadas actuales de los Jardines del Real, antiguamente Palau Reial. / Valenciaentusmanos

A continuación, pasando por el Pont del Reial, adornado con estatuas de los Santos Vicentes, el destino es el convento de Santo Domingo, ubicado en la plaza de Tetuán.

Fundado por el fray Miquel de Fabra en 1239, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional el 3 de junio de 1931. Actualmente conserva algunas de las edificaciones, como es el caso de la iglesia gótica formada por grandes ventanales que iluminan la estancia y un claustro gótico con un pequeño jardín en el centro. En el interior del convento, se encuentra también la capilla de los Reyes decorada por los escudos de Aragón y las Dos Sicilias.

Fachada actual del convento de Santo Domingo.
Fachada actual del convento de Santo Domingo. / Wikimedia Source

Después de la visita al convento, bajando por Tetuán hasta encontrar la embocadura de la calle del Pouet de Sant Vicent, se halla la casa natalicia de San Vicente Ferrer.

Decorada con bellos azulejos, cuenta con una gran pila de piedra con cuatro grifos de los que brota agua, donde acuden lo devotos para beber de ella. En cuanto a la Iglesia, de estilo neogótico y planta octogonal regular, se encuentra una bella imagen del Santo, de tamaño natural, tallada en madera.

Interior de la casa de San Vicente Ferrer.
Interior de la casa de San Vicente Ferrer. / Infoguiavalencia

Después, continuando por la calle del Mar hasta la plaza de san Vicente Ferrer, en la calle Trinquete de Caballeros, se localiza la Iglesia de San Juan del Hospital. Así, se continúa callejeando hasta la Calle del Palau, donde se llega a la siguiente parada, la Catedral Basílica Metropolitana.

Predominando el estilo gótico valenciano, esta catedral está compuesta por grandes ventanales y por una gran torre que destaca del resto. El portal, formado por diversos y curiosos arcos, contiene una gran puerta donde se tiene acceso a partir de la Plaza de la Virgen.

Fachada actual de la Catedral Basílica Metropolitana.
Fachada actual de la Catedral Basílica Metropolitana. / Catedrales

A continuación, pasando por la calle Micalet y después bordadores hasta llegar a la calle Verónica. Aquí nos topamos con la Plaza Miracle del Mocadoret.

El curioso milagro vicentino se refiere al propio altar, situado en un callejón de la plaza, dedicado al santo, donde, aseguran, el pañuelo se paró en la ventana de este. Aquí, es posible disfrutar de una preciosa vista de la torre barroca de Santa Catalina. En la plaza, luminosa y tranquila, se puede observar un pasaje creado a mediados del siglo XIX que todavía conserva algunas de sus peculiaridades.

Vista actual de la Plaza Miracle del Mocadoret.
Vista actual de la Plaza Miracle del Mocadoret. / Wikimedia Source

Al abandonar la plaza, continuando por la calle Tapinería, se llega al próximo destino: la Iglesia de Santa Catalina. Con una fachada típica de la época y de las características del estilo gótico, se encuentra sobre el lugar donde existió una mezquita, siendo únicamente visible la fachada que da a la actual Plaza Lope de Vega, y su conocida e impresionante torre campanario. La cabecera de la iglesia, igual que su lado derecho, queda completamente envuelta por las casas que la rodean.

Fachada actual de la Iglesia de Santa Catalina y de la torre campanario.
Fachada actual de la Iglesia de Santa Catalina y de la torre campanario. / Voyagevirtuel

Saliendo de la iglesia, el itinerario para llegar a la próxima parada es: avanzando por la calle Zurradores, calle Corregería, después calle Cadirers hasta llegar a la Iglesia de San Nicolás y, enfrente de esta, la Plaza Conde de Buñol.

Asentada sobre una antigua mezquita, se trata de una iglesia compuesta por bóvedas de crucería simple. Actualmente, se han llevado a cabo algunas reformas con el objetivo de recuperar el aspecto estético visual y preservar las pinturas del interior. Entre estas, destacan las nuevas vidrieras que han logrado dar una mayor luminosidad al interior de la iglesia.

Fachada de la Iglesia de San Nicolás.
Fachada de la Iglesia de San Nicolás. / Fundación Hortensia Herrero

A continuación, el objetivo es llegar al Portal de Quart. Así, callejeando, pasando por la Plaza de Valldigna, hasta llegar a la calle Quart que acaba en el portal.

Con una puerta de forma ovalada, este lugar ha logrado conservar parte de su belleza e historia. Flanqueada por dos grandes torres, en su interior se encuentran estancias y cubiertas abovedadas donde destaca la de la tribuna central por encima de la puerta y a las que se puede acceder por medio de escalinatas de piedra.

Fachada interior de las Torres de Quart.
Fachada interior de las Torres de Quart. / Fallers

La ruta continúa por la calle Guillem de Castro, en dirección al Antiguo Cauce del Río Turia, para girar a la derecha hacia la calle Corona. Continuando por esta calle, se accede a la próxima parada: el mercado y la plaza de Mosén Sorell.

El nombre hace referencia a un antiguo apellido valenciano y a una residencia que, anteriormente, se encontraba en este mismo lugar. Actualmente, debido a la desaparición del palacio, el centro de esta plaza, regularizada y ensanchada, lo ocupa un gran mercado cubierto que da servicio a todo el barrio.

Fachada actual del mercado de Mosén Sorell.
Fachada actual del mercado de Mosén Sorell. / LP

Después de haber visitado la plaza y el mercado, tomando la calle Santo Tomás, se encuentra la Plaza Árbol. Esta plaza, de tamaño no muy grande, tiene la peculiaridad de tener ese nombre por la presencia de un álamo, replantado de manera reiterada.

Tomando la calle Mosén Jaime Fenollosa, se llega a la Plaza del Carmen, el próximo destino. Actualmente esta plaza es más grande, y en ella se encuentra la iglesia parroquial de Santa Cruz. Esta, se trata de un edificio extenso que todavía conserva algunas de sus estructuras como es el caso del robusto campanario, la novedosa capilla de la comunión o la fachada barroca con esculturas de la época.

Fachada barroca de la iglesia parroquial de Santa Cruz.
Fachada barroca de la iglesia parroquial de Santa Cruz. / Wikimedia Source

Plaza Santa Cruz, la siguiente parada a la que se llega mediante la calle del Pintor Fillol y la calle de la Caridad. En esta plaza, de tamaño mediano, se encuentra una elegante columna de piedra unida a una cruz de hierro, creada en 1963, en memoria de la antigua iglesia parroquial de Santa Creu de Roteros.

Cruz de hierro unida a la columna de piedra en la Plaza Santa Cruz.
Cruz de hierro unida a la columna de piedra en la Plaza Santa Cruz. / Jdiezarnal

A continuación, siguiendo por la calle Roteros se llega a la Plaza Fueros, donde, al lado, se encuentra el siguiente objetivo, las Torres de Serranos. Están compuestas por una gran puerta de arco, flanqueada por dos monumentales torres. Sobre esta, se halla el escudo real escoltado por dos escudos de la ciudad. En cuanto a su interior, debido al inexistente techo en los pisos superiores, se encuentran cinco espacios abovedados abiertos a la ciudad.

Fachada actual de las Torres de Serranos.
Fachada actual de las Torres de Serranos. / Wikimedia Source

Situándose en la Plaza Fueros, se continúa por la calle Náquera, y nos situamos en la Plaza Cisneros, una de las últimas paradas de la ruta. Caracterizada por ser una plaza tranquila y silenciosa, es un lugar cuadrangular, peatonal y adornado con naranjos y macetones de hierro en los que lucen pequeñas palmeras. Además, cuenta con un banco de piedra frente a la antigua Casa Palacio del Señor de Náquera, que invita a la reflexión y al silencio.

Plaza Cisneros en la actualidad.
Plaza Cisneros en la actualidad. / Brickstarter

En el final de la ruta, aparece la Plaza Crespins, tranquila y peatonal con bancos de piedra a los que llegan sonoras las campanadas del "Micalet". En la plaza, destacan tres fachadas del siglo XIX adornadas con pequeños balcones de forja y dos edificios que otorgan un mayor encanto al lugar.

Por último, el Real Monasterio de la Trinidad, la última parada de la ruta. Continuando por la calle Salvador y cruzando el Puente de la Trinidad, se encuentra este monasterio que, actualmente, todavía se conserva prácticamente en su totalidad y está habitado por monjas de clausura. La puerta principal data del siglo XV y, sobre ella, cabe destacar la cerámica renacentista, creado en Italia. En su interior, entre algunas curiosidades, se encuentra un claustro con un pequeño jardín, un pozo y una curiosa campana. Sin duda, un lugar que, junto al resto, aporta belleza e historia a la ciudad de Valencia.

El Monasterio de la Santísima Trinidad en la actualidad.
El Monasterio de la Santísima Trinidad en la actualidad. / Valencia Fotográfica

Fotos

Vídeos