La atrevida ruta por los puentes colgantes de Chulilla

Chulilla y sus impresionantes vistas.
Chulilla y sus impresionantes vistas. / Ayuntamiento de Chulilla

Descubre el arriesgado atractivo de este paraje natural

TAMARA VILLENAValencia

Situado en la comarca de Los Serranos y a 60 km de Valencia, el término municipal de Chulilla esconde entre sus increibles parajes naturales un impactante atractivo que podrás disfrutar con multitud de opciones de senderismo por sus alrededores y perfectas para todo el mundo. Una de ellas, quizá para los más atrevidos, es la ruta de los puentes colgantes que comunican esta localidad y que te dejarán sin aliento.

La historia de estos puentes es bastante más lejana de lo que se cree popularmente, porque pese a ser de reciente construcción -en 2013-, todo comenzó en los años 50 con la construcción del Embalse de Loriguilla. Era la conocida época 'de los pantanos' franquista, y la población de Chulilala se vió afectada por un repentino aumento por las obras del pantano, ya que la gran mayoría de los trabajadores de las mismas se alojaban en el municipio. Se decidió entonces construir dos puentes para acortar el recorrido que los trabajadores debían hacer dos veces al día entre Chulilla y el embalse: uno colgante y otro fijo, para atravesar en el menor tiempo posible el cañón del Turia.

Sin embargo, tras la riada que llegó a Valencia en octubre de 1957, la gran cantidad de agua del caudal que atravesó el cañón del Túria se llevó consigo los dos puentes, que no se volvieron a construir hasta 2013 como una iniciativa para recordar los originales y potenciar el turismo de la población y alrededores.

Si buscas un plan diferente o una experiencia más atrevida de lo normal, no dudes es realizar esta ruta por los puentes colgantes de Chulilla:

El camino que puedes seguir cuenta con un total de 5, 05 km que cruzan las Hoces del Río Turia y bordean la parte superior de los cortados, cruzándolos de un lado a otro con los dos puentes colgantes, y pasa por zonas como el Bosque de Ribera (junto al río) y el Matorral Mediterráneo.

El puente más alto tiene aproximadamente unos 15 metros de altura sobre el río, por lo que solo es apto para los valientes y aquellos sin miedo a las alturas. La longitud de su pasarela es de unos 21 metros que te ofrecerán unas fantásticas vistas del entorno natural, para que disfrutes de este

Vistas del entorno natural donde se ubican los puentes. / Ayuntamiento de Chulilla

El otro puente tiene una longitud de pasarela mayor, con 28 metros de largaria, pero está situado a una altura mucho más reducida, a tan solo 5,5 metros sobre el lecho del río. El miedo a las alturas no te impedirá disfrutar de este paraje natural ya que desde este puente puedes disfrutar del entorno sin preocuparte por el riesgo o el pánico.

Este puente es apto para los menos atrevidos. / Ayuntamiento de Chulilla

Para la tranquilidad de los más miedosos, los puentes están soportados por cables de acero de 28mm de diámetro unidos a la roca mediante anclajes de más de 3 metros de profundiad, por lo que podrás caminar por ellos totalmente seguro y solo tendrás que preocuparte de disfrutar del paisaje bajo tus pies.

Desde estos puntos podrás apreciar unas impresionantes vistas que aunan naturaleza, historia y aventura, mientras realizas deporte con esta ruta de senderismo o simplemente disfrutas de un dia de relax en un entorno alejado del bullicio propio de la ciudad. La zona del Paraje Natural Municipal 'Los Calderones' está formado por las Hoces del río Turia y de los montes adyacentes, que van desde el pie de la presa del Embalse de Loriguilla hasta el barranco de Falfiguera, una superfície total de 538 hectáreas.

La inmersión del río Turia en Chulilla ha creado un profundo y espectacular cañón que atraviesa la roca calcárea con paredes verticales de más de 80 metros de altura. Sin duda, en este paraje destacan 'El Charco Azul', y 'El Remanso de las Mulas'.

El impactante cañón de este paraje natural. / Ayuntamiento de Chulilla

Es una zona ideal para hacer senderismo mientras disfrutas de un turismo rural en un enclave apartado y con historia, que no solo te conquistará con sus espectaculares vistas, sino que también te transportará al pasado por el recorrido en el que los antiguos 'ganxers' llevaban madera a través de los ríos en los años 50. Una ruta diferente y atrevida para disfrutar de los parajes naturales de la Comunitat Valenciana.

Fotos

Vídeos