Los mejores bosques de España para visitar este otoño

Sitios mágicos del territorio nacional donde te maravillará ver las hojas caer

TAMARA VILLENAValencia
Bosque de Muniellos (Asturias)
Muniellos
1

Bosque de Muniellos (Asturias)

Es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa, que además destaca por albergar una de las comunidades vegetales y animales más ricas de Europa. Se encuentra dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias. Fue de aquí de donde salió la madera para la construcción de los barcos de la «Armada invencible» y en 1964 fue declarado por el estado 'paisaje pintoresco', con lo que su explotación cesó en 1973. En noviembre del 2000 se declaró Reserva de la Biosfera por la UNESCO y las vistas que ofrece forman parte de la impactante riqueza natural de España.

Fragas do Eume (A Coruña)Turismo Galicia
2

Fragas do Eume (A Coruña)

Uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa, con 9.000 hectáreas de extensión donde viven menos de 500 personas, lo que refleja un estado virgen de estos exhuberantes bosques. Sigue el curso del río Eume y tiene la forma de un triángulo, cuyos vértices y fronteras coinciden con As Pontes, Pontedeume y Monfero. La mejor manera de conocer el parque es a pie, para apreciar bien los robles, chopos, fresnos, alisos y especies que habitan en él. Su vegetación es tan frondosa y tupida que a veces ni siquiera pasa la suficiente luz, así que te cuidado para no caer en alguna de sus fuentes o cascadas.

Bosques de los Ancares (Galicia)Turismo Galicia
3

Bosques de los Ancares (Galicia)

Las sierras de Os Ancares y de O Courel se extiende a lo largo de Lugo, hasta el límite con Asturias y León. Popularmente conocida como 'La reserva verde', son el mayor espacio natural de Galicia y cuenta con robles, castaños, hayas y avellanos. Varias especies merodean en su interior, como el lobo, gato montés, el jabalí e incluso los últimos ejemplares del oso pardo en tierras gallegas. Este mágico entorno está habitado desde la antigüedad pero se ha mantenido aislado durante siglos y ofrece unas vistas de auténtico cuento.

Hayedo de Urbasa (Navarra)Turismo Navarra
4

Hayedo de Urbasa (Navarra)

Tras el hundimiento tectónico de la gran meseta de Zunbeltz o Lizarraga se abrió un gran pasillo entre las sierras de Urbasa y Andía, entre la Navarra atlántica y mediterránea. Forman un extenso Parque Natural al oeste de la Comunidad Foral con frondosos prados y hayedos que alternan en este espacio protegido. Es un paisaje espectacular que cae abruptamente sobre el Valle de las Améscoas y forma un impresionante mirador natural en el nacedero del Urederra.

Bosques de Saja (Cantabria)Turismo Cantabria
5

Bosques de Saja (Cantabria)

Bosque del Quinto Real (Navarra)Turismo Navarra
6

Bosque del Quinto Real (Navarra)

La Pardina del Señor (Huesca)Wikimedia Source
7

La Pardina del Señor (Huesca)

En el municipio de Fanlo encontramos este místico bosque que se llena de colores cálidos en otoño y que hasta los años 50 se dedicaba a la explotación agrícola y ganadera. El paraje ya se ha recuperado de esta actividad y presenta una abundancia sorprendente de robles, hayas, avellanos y pinos, entre otras especies. Es un lugar que te dejará sin palabras , donde podrás recargar energías y deleitarte con la belleza natural de este enigmático entorno.

Castañar de El Tiemblo (Ávila)Wikimedia Source
8

Castañar de El Tiemblo (Ávila)

En otoño este paraje despliega toda su fuerza ya que el contraste crómatico de sus robles, con los castaños, acebos y pinos es más fuerte que cualquier otra época del año. Genera un paisaje de gran potencia visual que evoca historias de magia y fantasía. Si te fijas, en algunos de sus castaños podrás descubrir pequeños espacios producidos por brechas enormes en los troncos, pequeños refugios para animales (o quién sabe, quizá algún que otro gnomo).

Encinares de La Garrotxa (Girona)Turismo Garrotxa
9

Encinares de La Garrotxa (Girona)

La zona volcánica de la Garrotxa es el máximo exponente del paisaje volcánico de la península ibérica y cuenta con cuarenta conos volcánicos y más de veinte coladas de lava. El suelo y su clima le aportan una variada y exhuberante vegetación repleta de encinares, robledos y hayedos que aportan al paraje un excepcional y espléndido valor paisajístico.

Fotos

Vídeos