Rioja Vega, nuevas maneras de interpretar Rioja

Vistas del viñedo y bodega de Rioja Vega. / lp Restos del antiguo celler. :: lp Imagen de uno de los meses del año. :: lp
Vistas del viñedo y bodega de Rioja Vega. / lp Restos del antiguo celler. :: lp Imagen de uno de los meses del año. :: lp

La firma busca abrir su bodega centenaria al consumidor ofreciendo vinos de tradición y propuestas novedosas

C. FERRER

La bodega riojana que en 1882 fundó Felipe Ugalde es diestra en la elaboración de vinos riojanos de corte clásico. Son más de 130 años de Rioja Vega, suficientes como para haber sido pionero en elaborar vino en bodegas subterráneas, ser precursor de las exportaciones de vino de la Rioja y fundador del Sindicato de Exportadores de Vino de la Rioja, la que se convertiría en el origen de la Denominación de Origen y del Consejo Regulador. Felipe Ugalde aprovechó los conocimientos cedidos por los pioneros franceses de la enología y supo dar a la bodega el impulso que se ha transmitido hasta nuestros días. Ese espíritu innovador, pionero, perdura en el genoma de la bodega. Con el paso del tiempo, han ido ampliando las instalaciones y los viñedos. Desde hace ya algún tiempo, han completado su gama de vinos apostando por la modernidad y los nuevos gustos del consumidor. Han buscado nuevas formas de expresión de sus viñedos y en este sentido sus últimos lanzamientos: la Colección Tributo a la Tempranillo o el Edición Limitada Crianza, vinos de corte moderno en los que prima la expresión frutal. Proyectos hechos realidad que han permitido interpretar el viñedo de nuevas y diferentes formas sin por ello perder su esencia riojana. Rioja Vega busca abrir su bodega centenaria al consumidor del siglo XXI ofreciendo vinos de tradición, pero también propuestas novedosas sobre la base de los valores que inspiraron Rioja. Son capaces de ofrecer reservas y grandes reservas en la más pura tradición Rioja, pero también apuestas novedosas como sus blancos elaborados con la variedad tempranillo blanco.

Fotos

Vídeos